Xerez DFC-Xerez CD | Crónica Remontada del Deportivo en siete minutos (1-2)

Chuma celebra su gol de cabeza, que servía para darle la vuelta al marcador. Chuma celebra su gol de cabeza, que servía para darle la vuelta al marcador.

Chuma celebra su gol de cabeza, que servía para darle la vuelta al marcador. / Vanesa Lobo

El Xerez CD cosecha su primer triunfo en un derbi frente al Xerez DFC con goles de Rares y Chuma cuando en el minuto 74 perdía por 1-0 y su rival controlaba el encuentro tras un tanto inicial de Javillo. Los de Pérez Herrera tenían prácticamente atado el partido pero el Deportivo tiró de calidad, empuje y pegada para darle la vuelta al choque. El Deportivo se coloca líder en solitario tras el empate del Ceuta en Rota (1-1)  y mantiene su condición de invicto.

Ninguno de los dos entrenadores se salió del guión y apostaron por los onces previsibles. Pérez Herrera recuperó a Oca y Junior Tombini pero sólo se decantó de salida por el central jerezano junto a Edet, que volvió al eje de la zaga dos encuentros después. Antonio Sánchez también fue el elegido para liderar el ataque.

Mientras, Joaquín Poveda no pudo contar de inicio con Álex Colorado, que entró en la lista pero que no llegó en plenas condiciones, y Carlos Calvo se convirtió en titular por primera vez esta temporada. 

El Xerez DFC entró con más intensidad al partido y se hizo con el control del balón y del juego, con un Bruno Herrero muy adelantado y con llegada. De los de Pérez Herrera fueron las primeras opciones pero volvieron a mostrar la falta de pegada. Goma fue el primero en probar fortuna tiro duro desde más de 25 metros que ataja Ares sin problemas.

Al Xerez CD le costaba salir de la cueva y se veía incapaz de superar el entramado montado por los azulinos. Superado el cuarto de hora, Álex Guti no supo aprovechar una contra en la que dejó patente su calidad y velocidad. A la hora de resolver dentro del área se encontró con Edet y se le hizo de noche.

Lolo Garrido, que presiona a Jacobo, se tuvo que marchar lesionado. Lolo Garrido, que presiona a Jacobo,  se tuvo que marchar lesionado.

Lolo Garrido, que presiona a Jacobo, se tuvo que marchar lesionado. / Vanesa Lobo

Ocasión y Lolo, K.O.

Poco después, a balón parado, el Deportivo dispuso de otra buena opción pero todo se quedó en proyecto. Carlos Calvo le pegó con intención a una falta lejana que se estrella en la barrera y minutos después, el Xerez CD perdía a Lolo Garrido por lesión. El centrocampista se llevó la mano al aductor, se tiró al suelo y no pudo continuar. Orihuela tuvo que entrar sin calentar para colocarse como pivote. Los visitantes perdían a uno de sus mejores hombres y a unos de sus líderes.

El partido, con el paso de los minutos, fue perdiendo algo de emoción que no intensidad -en cada balón a los jugadores les iba la vida- y las ocasiones cada vez eran menos. Aún así, el Xerez CD la tuvo en el minuto 36. Carlos Calvo le pegó muy bien a un lanzamiento de falta lejano, que peinó Orihuela y mandó alta Lucas Correra.

Bello lo intentó desde lejos con un tiro que atajó Iván Ares y poco más destacable antes de que el sevillano Del Río Lozano decretase el final de unos primeros cuarenta y cinco minutos en el que el trabajo defensivo superó al ofensivo. Sólo un despiste de Edet, con una cesión inoportuna, estuvo a punto de alterar el guión sobre la campana pero Pato no llegó.

El Xerez DFC permaneció fiel a su estilo de esperar sus oportunidades, de no dar facilidades atrás y de madurar un derbi en el que el Deportivo no demostró el potencial ofensivo de otros enfrentamientos.

Carlos Calvo fue titular y Bello jugó por dentro en la segunda parte. Carlos Calvo fue titular y Bello jugó por dentro en la segunda parte.

Carlos Calvo fue titular y Bello jugó por dentro en la segunda parte. / Vanesa Lobo

Segundo acto

La segunda parte arrancó con variantes en el Xerez DFC. Goma se quedó en la caseta y Javilillo saltó al campo para incrustarse en la banda derecha, Bello abandonó la izquierda para jugar por dentro y Jacobo jugaba a pierna cambiada.

El Deportivo comenzó apretando el acelerador, con dos acciones de Orihuela y Carlos Calvo pero fue el Xerez DFC el que dio primero. Javilillo, el más listo de la clase, le ganó la partida a los centrales, y mandó de cabeza al fondo de la red un centro medido desde la izquierda de Bruno Herrero. 1-0 (50').

El gol cambió los planes de Poveda, que no tardó en reaccionar. Murci entró por un Pato que pasó desapercibido y asentó aún más a un cuadro local serio, seguro, sin fisuras y dando muestras de ser superior a su rival.

De la nada al todo

Pero el fútbol es imprevisible y cuando, por sensaciones, parecía que estaba más cerca el 2-0 que el empate, Rares se sacó de la chistera un golazo para enmarcar. Se plantó ante Camacho, incluso deteniéndose para mirar al asistente y confirmar que no estaba en fuera de juego, y le superó por arriba. 1-1 (74').

Lo mejor estaba por llegar para el Deportivo. Justo después, segundo mazazo. Un córner lanzado por Carlos Calvo, fue prolongado en el primer palo y en el segundo apareció Chuma para mandar el balón dentro con la testa. 1-2 (81'). Increíble pero cierto. Los dos entrenadores movieron banquillo y los resultados fueron diferentes.

Los dos tantos tan rápidos sacaron del partido a un Xerez DFC al que ya le costó reaccionar, aunque estuvo de cerca de establecer las tablas en un final tenso e intenso. Antonio Jesús y Javilillo pudieron hacer daño pero la pelota ya no quiso entrar.

Al final, los jugadores del Deportivo explotaron de júbilo y lo celebraron a lo grande con los aficionados que seguían el partido desde el hotel de Chapín, mientras que a los locales  les tocó la otra cara de la moneda por primera vez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios