José Pérez Herrera | Entrenador del Xerez DFC "Todo jerezano que quiere hacer algo en el mundo del fútbol sueña con esto"

  • El técnico, que ha firmado por dos temporadas con opción a un tercer año, reconoce que el cariño de la afición "ha sido uno de los principales motivos para aceptar este proyecto"

  • No habla de ascenso sino de "tener los pies en el suelo, marcarnos objetivos a corto plazo y el primero es convertir en un equipo de fútbol la plantilla que formemos"

José Pérez Herrera, junto a Rafael Coca, presidente del Xerez DFC, y Edu Villegas, director deportivo. José Pérez Herrera, junto a Rafael Coca, presidente del Xerez DFC, y Edu Villegas, director deportivo.

José Pérez Herrera, junto a Rafael Coca, presidente del Xerez DFC, y Edu Villegas, director deportivo. / Manuel Aranda

José Manuel Pérez Herrera se estrenó en la sala de prensa de Chapín como entrenador del Xerez Deportivo FC, banquillo al que llega con orgullo y agradecido a la afición azulina por sus muestras de apoyo cuando comenzó a barajarse la posibilidad de su llegada. El técnico jerezano ha firmado por dos temporadas con opción a una tercera y en su presentación no habló de ascenso sino de marcarse objetivos a corto plazo -el primero, formar un equipo- para aspirar a sucesivas metas.

-¿Qué valoración hace de su llegada al Xerez DFC?

-Primeramente agradecer a Edu y al presidente, voy a tener que hacer un gran esfuerzo para controlar los halagos para siempre tener los pies en el suelo y de verdad que se lo agradezco pero tendremos que saber encajarlos y seguir con la humildad que nos ha traído hasta aquí. La verdad es que para mí es un orgullo estar aquí en esta sala de prensa, siempre he estado en la otra parte ya sea viendo vídeos o escuchando al míster o aquí como entrenador visitante, para mí es un orgullo, un placer estar en esta rueda de prensa como entrenador del Xerez Deportivo Fútbol Club porque es un sueño desde muy joven o desde muy pequeño. Todo jerezano que quiere hacer algo en el mundo del fútbol sueña con esto, y verme en esta situación, para mí la verdad es que emotivamente impone, era un objetivo que nos marcamos a largo plazo y se lo tenemos que agradecer también a esa afición que para mí ha sido uno de los principales motivos para dar el paso, para aceptar este proyecto. Creo que ha hecho mucha fuerza el cariño que me ha mostrado la afición desde el primer momento que hubo una posibilidad para venir, y desde ese primer momento tanto Edu como director deportivo como el entorno han mostrado un gran interés, un gran respeto en el trato, en marcar los tiempos y ya digo que es un orgullo, un placer y una satisfacción enorme. Entre todos tenemos que empezar a trabajar, con pies de plomo, con tranquilidad, sin ningún tipo de ansiedad, disfrutando también del camino y para eso tenemos que tener esos pies en el suelo que nos hagan ir consiguiendo pequeños objetivos a corto plazo que es lo que nos tenemos que ir marcando.

-Por su trayectoria, 'play-off' disputados y ascensos conseguidos ¿Está listo para soportar la presión de tener el ascenso como objetivo? ¿Qué le diría a la afición?

-Creo que aquí hay muchos diplomados y licenciados o gente con carrera, que en su carrera o en su proyecto educativo ha tenido muchos exámenes y marcarse plazos; al final, marcarte un resultado y querer sacar 10 desde el primer momento y no fallar nunca lo único que te genera es ansiedad y que esa ansiedad en un cierto momento, en un examen, te bloquee. Tenemos que tener los pies en el suelo, tener tranquilidad, marcarnos objetivos a corto plazo y para nosotros el primer objetivo es que el grupo de jugadores o de la plantilla que formemos, el primer objetivo es convertirlo en un equipo de fútbol; que los lazos se cohesionen, que seamos un equipo solidario, que consigamos tener unas características que se identifiquen con la afición, que todos nos convirtamos en uno solo: afición, directiva, plantilla y cuerpo técnico, y que con esa fuerza de todos nos genere la situación de oportunidades que nos pueda hacer llegar a alcanzar, a largo plazo, no sabemos cuándo, si puede ser dentro de unos meses o dentro de unos años, ir creciendo deportivamente. Pero lo fundamental es que tenemos que ir, como digo, con los pies en el suelo, con tranquilidad, y disfrutar del camino, porque si nos marcamos ya objetivo resultados, eso nos va a generar una ansiedad tremenda que nos va a bloquear en ciertos momentos. Cualquier resultado tenemos que verlo como algo a largo plazo.

-¿Los objetivos que se marca son a corto, medio o largo plazo? En ese sentido, ¿cuál es la duración del contrato?

-La intención cuando llegamos aquí, evidentemente, es asentar unas bases y unas bases no se asientan en una sola temporada. Venimos a un club que es joven, que tiene pocos años de vida y que quiere crear unas líneas de trabajo que le lleven a ser grande. Está claro que en una temporada eso es complicado de cambiar o de evolucionar. El club ha evolucionado bastante desde que se creó, creo que está en un buen momento pero siempre se aspira a crecer un poco más en todas las facetas de lo que compete a un proyecto deportivo. Y nosotros venimos a asumir ese proyecto y está claro que para eso necesitamos tiempo. Necesitamos tiempo para tener tranquilidad, para que desaparezca esa ansiedad que digo de no tener margen de error y hemos hablado en cuanto al contrato que al menos dos temporadas seguro estaríamos aquí con opción siempre de una tercera si todo marcha bien y ambas partes están de acuerdo. La ilusión, la idea y el sueño de todo es que esa relación durara muchos años, mucho tiempo, porque todas las partes estén contentas, porque al final eso querría decir que la cosa marcha bien y se están consiguiendo buenos resultados.

-¿Cómo ha sido la negociación con el Xerez DFC?

-Han sido dos semanas de negociaciones que al final han llegado a buen puerto. Han sido dos semanas porque también había otras opciones, no solamente teníamos que ver el tema deportivo, también el personal y diversos condicionantes que al final todo profesional tiene que asumir y no solamente dejarse llevar por lo meramente emocional o por lo meramente profesional sino buscar un cierto equilibrio. Y debido a eso ha provocado que se alargaran un poco más las negociaciones pero siempre íbamos en buena sintonía, con mutuo respeto en los tiempos, con tranquilidad y con paso firme.

-¿Qué fue lo que le motivó o le inclinó decisivamente a aceptar la oferta xerecista?

-Entre todos los motivos principales, el interés que mostró el club desde el primer momento, evidentemente que el cariño de la afición ha sido quizá la nota, si no determinante, sí que te da el empujón final para tomar esta decisión.

-¿Cómo quiere que juegue el Xerez DFC de Jose Pérez Herrera?

-Primero tenemos que conformar la plantilla. Creo que cualquier proyecto o estilo de juego que queramos crear también está supeditado al tipo de jugadores que tenemos. También tenemos la suerte, entre comillas, de que muchos de los jugadores que están en la plantilla he tenido la suerte de tenerlos en otros equipos, en otros clubes, y por norma general nuestros equipos intentan ser valientes, equipos alegres, que intentan dominar todas las facetas del juego, de alguna manera o de otra trabajar y estar bien preparados y ser adaptable a las circunstancias: a nuestro equipo, al rival, al campo en el que vamos a jugar y en ese sentido tener la capacidad de adaptación en todo momento de saber dónde y contra quien jugamos y también saber quiénes somos. Después, como te digo, ser un equipo valiente, aguerrido, que esas características que yo creo que el xerecismo siempre ha defendido, que son la entrega, la lucha, vaciarte en el campo, creo que una muestra y un ejemplo importante fue el último partido de la temporada en Marbella, a pesar de ser eliminados la afición fue capaz de valorar el esfuerzo y la entrega del equipo. Creo que eso es un gran ejemplo para seguir también esa idea, ese estilo de juego que también va acorde con el nuestro de primeramente mostrar un equipo que se deja la piel en el campo, que va desde el primer momento a por los partidos y que tiene la capacidad y la humildad de no dejar de correr en ningún momento.

-¿Cómo va a ser la plantilla? ¿Van a salir jugadores, va a haber más renovaciones?

-Todo esto está bastante en el aire, hay situaciones que la mayoría están todavía a expensas de de ir concretando. Igual que puede que salgan jugadores tendrán que entrar y en ese sentido estamos trabajando y no hay nada firme todavía. Lo que sí se saben son los jugadores que estaban renovados y que han ido renovando antes de mi llegada y nuestro acuerdo, y a partir de ahora estamos empezando a trabajar de cara a confeccionar la plantilla. Está claro que no va a ser fácil, hay temas que tenemos que tratar, es cuestión de tiempo, tenemos que ir con tranquilidad y sin precipitarnos y esperemos confeccionar la mejor plantilla posible para afrontar este reto.

-Aunque ni la Española ni la Andaluza han fijado el inicio de la liga en Tercera, ¿cuáles son los planes para iniciar la pretemporada?

-Todavía no se ha concretado una fecha en firme pero la intención es empezar entre el 20 y 25 de agosto, también estamos a expensas de la situación general que hay en el país, que todos los equipos tenían fechas previstas y han tenido que alargar por la incertidumbre, que nos puede llevar a precipitarnos porque a ver si vamos a tener tres meses de pretemporada y tampoco interesa llegar quemados al primer partido de liga. La intención es tener al menos un mes y una semana, un mes y unos días de pretemporada, estamos a tiempo para concretarlo.

-Siempre ha sido un entrenador que ha sabido sacar partido a la cantera. ¿Hasta qué punto se va a notar eso en el Xerez DFC?

-Creo que cualquier proyecto de cantera al final también es cuestión de tiempo. Llegamos a un club en el que hay unas líneas de trabajo en ese sentido, ahora tenemos que analizarlas y darle la forma en la cual nosotros creemos y en la que nos ha ido bien. Está claro que tampoco podemos pensar que en el primer partido de liga va a haber tres debutantes o que van a salir dos jugadores y los vamos a poder traspasar. Esto es un trabajo a largo plazo, de hecho podemos poner el ejemplo nuestro en el Sanluqueño, después de cinco temporadas en el club, en la quinta es cuando conseguimos traspasar tres jugadores a la élite. O sea, que el trabajo fue arduo, largo y duro. En ese sentido no es cuestión de tener una varita mágica y de un día a otro formamos un jugador; no, esto es cuestión de tiempo, de madurez, de ir madurándolo, de ir dándole forma, de ir dándole confianza, dándole tiempo, sin prisa, y a lo mejor habrá situaciones, como nos pasó en San Fernando, que puede emerger un jugador en seis meses, y habrá otras en las que el jugador emerge a los tres, cuatro o cinco temporadas porque ha necesitado un proceso evolutivo para llegar a la élite, y al final un traspaso a un club de Primera o Segunda División te va a provocar que el club crezca en todos los sentidos: tanto en cuestión de imagen como económicamente y la fama a nivel de cantera que se puede generar.

-Ha generado una enorme ilusión en la afición del XDFC. ¿Cómo vive esa situación?

-Para nosotros es un compromiso corresponder a esa forma de actuar que ha tenido la afición desde el primer momento, cuando cabía la posibilidad de que pudiéramos aterrizar aquí. La verdad es que lo vivo con una gran ilusión, te da fuerza, porque la verdad es que es algo que te hace fortalecerte porque ves que la gente te reconoce y te valora esta trayectoria que venimos haciendo desde el fútbol base jerezano, porque todo empezó en campos de albero, y eso al final te hace sentirte reconocido y está claro que no podemos evitar sentir ese orgullo de sentirte realizado y realmente es por lo que estamos aquí, el reconocimiento y el cariño de la gente, que es lo que ha hecho que podamos llegar a un acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios