Pérez Herrera | Entrenador del Xerez DFC

“Vinieron a no perder y las prisas nos llevaron a precipitarnos”

Pérez Herrera sigue el juego contrariado desde su banquillo en Chapín.

Pérez Herrera sigue el juego contrariado desde su banquillo en Chapín. / Miguel Ángel González

José Pérez Herrera, entrenador del Xerez DFC, no terminó satisfecho con el punto logrado ante el Vélez en Chapín. Bajo su punto de vista, su equipo lo puso todo para ganar y se encontró con un rival que "vino a no perder y a hacer su partido. Las prisas nos llevaron a precipitarnos y no lo supimos controlar su forma de jugar.De todos modos, me quedo con el lado positivo, lo intentamos todo hasta el final y sumamos ya tres jornadas sin perder".

–¿Qué valoración hace del empate ante el Vélez?  

–En principio, el punto nos sabe a poco. El equipo no dejó de intentarlo hasta el final. Ha sido un partido difícil para tener continuidad e imprimirle ritmo e intensidad porque el rival forzó muchas interrupciones, paró mucho el juego y se le permitió. A nosotros, por nuestras características, eso nos viene muy mal porque sólo hemos podido avasallarles por fases. Paraban el juego de todas las formas posibles, con caídas, alargando los saques de banda... Frenaban nuestro brío cada vez que intentábamos entrar en el partido y, aún así, lo intentamos y les cercamos. Nos pesó la ansiedad por intentar aprovechar al máximo esos momentos de dominio y nos faltó acierto en la toma de decisiones y en la ejecución del último pase o del último centro.

–(...)  

–No tuvimos tanta precisión como en otras tardes, pero me quedo con lo positivo. Llevamos tres jornadas sumando y al equipo no se le puede achacar ni falta de intencionalidad ni de no pelar por intentar ganar el encuentro ante un rival que claramente vino a no perder.

–Por momentos, pedía calma al equipo desde la banda, ¿temía que aparecieran los fantasmas de otros encuentros?

–Las prisas son malas consejeras y no quería que esas prisas se convirtieran en precipitación a la hora de ejecutar las acciones decisivas cuando llegábamos a la zona de peligro. En ciertos momentos, esos nos ha ocurrido. Se nos escaparon centros pasados, cuando lo normal es que el balón llegue tocado al corazón del área. Es cierto que superamos al rival en lo que a llegadas se refiere, le doblamos, pero también es cierto que no las concretamos en ocasiones claras. Algunas las finalizamos, como el remate de Máyor en el primer palo o con alguna llegada de Darío, que dio el pase atrás y no encontró rematador.

"Vamos partido a partido, la gente de abajo ha ganado, pero empatamos y seguimos en la pelea"

–¿Sólo ha faltado para ganar ese desacierto en las decisiones finales con los centros o también faltaron ideas en ataque en los últimos minutos del partido?  

–Lo intentamos también con tiros, pero la pelota no entró. Baeza tuvo uno, Jacobo en la primera parte... Son toma de decisiones que se dan a lo largo de un partido. El equipo lo ha intentado de varias maneras y el jugador es el que tiene que elegir. Las prisas nos llevaron a ser muy directos, a no llevar el balón de banda a banda... Insisto, el equipo lo intentó siempre, aunque está claro que podemos mejorar y gestionar esos minutos de acoso de mejor manera. Las prisas nos llevaron a precipitarnos y no lo supimos controlar.

–¿Duele más el empate después de los resultados que han logrado los rivales directos?  

–Nosotros vamos partido a partido. La gente de abajo ha ganado, nosotros no lo conseguimos, pero tampoco perdimos y seguimos en la pelea. Salimos a por la victoria, pero no pudo ser. Nos quedamos con mal sabor de boca porque nos contagiamos de los parones y no tuvimos el ritmo que nos caracteriza.

–¿El punto al final es justo e insuficiente?  

–Lo mejor para nosotros siempre es ganar para salir de esta zona y respirar y el resultado es el que es, eso nunca se puede mover. El rival ha hecho su partido y nosotros no pudimos generar ocasiones para ganar, nos faltó conseguir más finalizaciones para marcar.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios