Xerez DFC-Salerm Puente Genil | Crónica Trabajada victoria con sufrimiento hasta el último minuto (2-1)

  • Los azulinos superan a un rival directo con goles de Goma y Jacobo y se afianzan en la tercera plaza a sólo dos puntos del líder

  • Antonio Sánchez se lesiona en el sóleo al cuarto de hora y es evacuado en ambulancia y Camacho salva el empate en el descuento

Jacobo celebra su gol al Salerm, que suponía el 2-1. Jacobo celebra su gol al Salerm, que suponía el 2-1.

Jacobo celebra su gol al Salerm, que suponía el 2-1. / Miguel Ángel González

El Xerez DFC se afianza en la tercera plaza de la clasificación tras su trabajada y sufrida victoria ante el Salerm Puente Genil (2-1) en un encuentro marcado por los goles en el inicio del primer y del segundo tiempo y la lesión de Antonio Sánchez, que sólo estuvo en el terreno de juego un cuarto de hora. En el último instante del descuento, Camacho realizó un paradón a Miguel García, que remató de cabeza en el área pequeña, y evitó el empate. Fue un triunfo a pulmón y más laborioso que vistoso.

Los azulinos, con este triunfo, le ganan el golaveraje al cuadro rojinegro y se colocan a dos puntos del líder, el Ciudad de Lucena, que cedió una iguala ante Los Barrios en el descuento. El Betis Deportivo venció al Córdoba B y sigue segundo con un punto más que el Xerez DFC.

Tras dos triunfos seguidos -Pozoblanco y Gerena- con el mismo once, Uribe no se salió del guión esperado y sólo realizó un cambio de salida. Fran Ávila regresó al lateral izquierdo una vez cumplidos sus cuatro encuentros de sanción y sentó a Marcelo, que había venido ocupando su puesto a pierna cambiada.

Los azulinos no tardaron abrir el marcador. Tras un susto a los dos minutos con un lanzamiento de Salva Vega que se marchó fuera por poco, Goma enchufó la primera opción que se le presentó a los cinco minutos. El centrocampista jerezano, en la frontal del área, recogió un rechace de la defensa después de una bonita acción de Bello y sorprende a Javi Romero.

Lo más complicado ya estaba hecho. Al Xerez DFC se le ponía todo de cara ante un rival que dejaba jugar pero intenso, muy encima y entrando duro en todas las disputadas. Nadie podía imaginar que Antonio Sánchez se convertiría en triste protagonista del choque. El ariete a los doce minutos cayó al suelo tras recibir una entrada de un contrario y ya no pudo levantarse. Fue evacuado en ambulancia con problemas en el sóleo y estará varias semanas de baja.

Antonio Sánchez es atendido por los fisios tras lesionarse. Antonio Sánchez es atendido por los fisios tras lesionarse.

Antonio Sánchez es atendido por los fisios tras lesionarse. / Miguel Ángel González

Los pontanos, frágil atrás, sufrían cuando el cuadro azulino atacaba y se encomendaba a aprovechar una contra. Álex Colorado mandó fuera por poco una falta en la frontal del área (23') y Bello, superada la media hora, cabeceó alto un centro de Alain.

Justo antes del descanso, mazazo. El Salerm sacó petróleo de una acción a balón parado. Una inocente falta de Alain en el lateral del área la botó Nacho y la remató de cabeza Miguel García para firmar el empate.

El segundo acto arrancó del mismo modo que el primero. Primer acercamiento  xerecista al área, gol. En esta ocasión marcó Jacobo, totalmente libre de marca y a placer, aprovecha un servicio de Fran Ávila. 2-1. Minuto 47.

Sobre el terreno de juego las pulsaciones cada vez eran más altas y Diego Caro movió el banquillo con un doble cambio. Edu Chía y Ale Rivero saltaron al campo. Los xerecistas llegaban al área de Javi Romero pero les faltaba serenidad para concretar. 

En apenas un minuto, 65 y 66, ni Alain ni Jacobo tuvieron fortuna. La internada del lateral la cortó la defensa y la internada del extremo la sacó el portero con acierto. La grada se desesperaba y los jugadores, también. El 2-1 es un resultado peligroso. Los xerecistas tenían que aplicarse, trabajar y no cometer errores.

y en el descuento, el Salerm Puente Genil tuvo el empate en la última jugada del partido. Camacho demostró sus reflejos. Realizó un paradón a Miguel García, que se quedó solo en el pico del área pequeña, le cayó el balón botando y le pegó con el alma. Lo mismo hizo el portero azulino, que voló para evitar que el balón entrara.... 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios