Fútbol | Tercera División

El Xerez DFC, de nuevo en su normalidad

  • Los jugadores vuelven a entrenar en dos grupos en el campo 'Pepe Ravelo'

  • Un futbolista del Ciudad de Lucena, "en casa aislado" a la espera del resultado del PCR

Bello, capitán azulino, conduce el balón en el primer entrenamiento del equipo tras el parón. Bello, capitán azulino, conduce el balón en el primer entrenamiento del equipo tras el parón.

Bello, capitán azulino, conduce el balón en el primer entrenamiento del equipo tras el parón. / Manuel Aranda

El Xerez DFC comienza a recuperar su normalidad 84 días después. Los jugadores han regresado a los entrenamientos en el Pepe Ravelo bajo la atenta mirada un cuerpo técnico con máscarillas y cumpliendo con el protocolo establecido por la RFEF. Los azulinos, además, guardaron un respetuoso minuto de silencio antes de ejercitarse por las víctimas del coronavirus.

La plantilla también se ha encontrado con Chapín y el Anexo engalanados con pancartas de ánimo colgadas por los integrantes del Kolectivo Sur.

Uribe dividió a sus pupilos en dos grupos, el primero trabajó a las siete y media y lo formaron Camacho, Alain, Marcelo, Fran Ávila, Bello, Zafra, Jacobo, Goma, Amin, Javi Valenzuela, Beni y Salvi, mientras que el segundo lo hizo a las ocho y media con Héctor Pizana, Toboso, Joaqui, Edet, Álex Colorado, Narváez, Adri, Antonio Sánchez, Mika, Casares, Basto y Jesús López, en plena recuperación de su intervención de ligamento cruzado antes de regresar al Recreativo de Huelva.

Mientras, el Ciudad de Lucena ha salido al paso de los rumores sobre el posible positivo por coronavirus de un jugador de su plantilla en los test realizados el lunes y el martes en la Clínica Beiman previos al inicio de los entrenamientos. El club celeste, por boca de su presidente, Jorge Torres, ha confirmado que uno de sus futbolistas, que "no ha tenido contacto" con otros miembros del plantel, se encuentra "en casa aislado" a la espera de conocer el resultado de la prueba PCR, que dará luz sobre si está o no contagiado.

"Cuando hay una pequeña duda se recomienda por protocolo que el jugador permanezca en casa aislado durante unos diez días hasta que se le haga otro test y esté claro que no tenga nada. Eso lo vamos a llevar a rajatabla", ha señalado el dirigente lucentino, que espera saber el resultado exacto entre el viernes y el sábado. Eso sí, Torres ha dejado claro que "el jugador no ha tenido contacto con ningún miembro de la plantilla".

"Estamos cumpliendo a rajatabla con el protocolo y no vamos a permitir que esas medidas se las salte absolutamente nadie. Se le ha apartado del grupo y si tenemos que repetir test o el club tiene que pagar alguno más porque haya dudas, lo va a hacer", ha matizado Torres, que ha defendido la lealtad del Xerez DFC, su rival en la semifinal del 'play-off' de ascenso, que incluso se ha puesto en contacto a través de su presidente para mostrarles todo "su apoyo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios