Fútbol | Tercera RFEF

Así es el Pozoblanco que el Xerez DFC se puede encontrar el domingo

El once del Pozoblanco este domingo será muy distinto al de Chapín. El once del Pozoblanco este domingo será muy distinto al de Chapín.

El once del Pozoblanco este domingo será muy distinto al de Chapín. / Manuel Aranda

Escrito por

M. Romero

Xerez DFC y CD Pozoblanco ya preparan la cita de este domingo (18:30) en el campo Nuestra Señora de Luna correspondiente a la ida de la primera eliminatoria del play-off de ascenso a Segunda RFEF. Ambas escuadras encaran el choque con sensaciones diferentes después del partido del pasado domingo en Chapín, que terminó con victoria azulina por 2-1. Los xerecistas, con los tres puntos, arrebataron a los cordobeses la tercera plaza y cerraron el curso en esa posición, que le permite tener ventaja tanto en el factor campo como en caso de empate al término de la eliminatoria.

La plantilla del Xerez DFC ha regresado este miércoles al trabajo con la duda de Álvaro Martínez, que cayó lesionado en la recta final del primer tiempo del choque del domingo también ante el Pozoblanco. El centrocampista se ha ejercitado al margen del grupo y es seria duda, tiene bastante complicado llegar a este primer compromiso del play-off. Por el momento, el club no ha facilitado el resultado de las pruebas que se ha realizado el jugador, que recibió un fuerte balonazo en la espalda y cayó mal.

David Sánchez, que este lunes ha renovado por dos temporadas, tendrá un problema importante en la medular si no recupera a Álvaro Martínez, un fijo en esa zona junto a Rafa Parejo. Javi Díez será su sustituto, salvo que el técnico se decante por adelantar a Alberto Durán y apostar por Oca en el centro de la defensa.

El rival esconde sus cartas

Mientras, Antonio Jesús Cobos también está pendiente de recuperar a los jugadores que, según él mismo confirmó en sala de prensa, estaban tocados y será alta el centrocampista zurdo Migue Sánchez, que en Chapín no jugó por sanción y es una de sus piezas básicas pese a su juventud.

El entrenador del Pozoblanco utilizó en Chapín diferentes variantes a lo largo del partido, apostó por el 1-4-4-2 y luego pasó a un 1-4-3-3, pero en su campo suele utilizar el 1-4-2-3-1. Y en base a ese dibujo, su alineación puede presentar hasta seis cambios. El juego de su equipo suele ser muy directo, buscando a Abraham, o intentando aprovechar al máximo las segunda jugadas y es incómodo para los rivales. El Xerez DFC ya lo sabe y, quizás, por eso lo empleó también más de lo habitual el domingo para intentar estar prevenido y utilizarlo en caso necesario. A la hora de presionar la salida de balón de los adversarios, el 4-4-2 es su opción.

Variantes línea por línea

En la portería, ha apostado en los últimos compromisos por Barea, cuando durante todo el curso el titular ha sido Dela, que ha rendido a un alto nivel. De hecho, lo más seguro es que ya esta jornada salga de inicio. Ha tenido problemas musculares que le han pasado factura.

En defensa, también hubo ausencias importantes. Richard Martinho es el lateral derecho habitual, es uno de los jugadores que arrastran problemas y entró en el segundo tiempo. Los centrales con más opciones de salir son Rafa Manosalva, que también se quedó en el banquillo, y Vela, que sí jugó de salida. En el lateral izquierdo, Samu es la opción si está bien y ni siquiera tuvo minutos ante los xerecistas. 

En el centro del campo, el regreso de Migue está garantizado junto a David García (titular en Chapín) y los habituales en las bandas son Manu Molina por la derecha y León o Fran Gómez por la izquierda. El primero tiene más experiencia y el segundo es más joven. Arriba, como segundo punta o actuando un poquito más atrás, estará Hugo y el referente, el goleador Abraham.

El poder del balón parado

Una de las armas más importantes de los pozoalbenses es el balón parado. De hecho, en su campo han sacado adelante infinidad de partidos gracias a esas acciones de estrategia. Lo rematan todo y siempre con peligro, ya que tienen bastante 'trilladas' las dimensiones de su campo. En Chapín, anotaron su gol tras un saque de esquina, aunque la zaga azulina estuvo blanda y no evitó el remate de cabeza de Hugo.

Con tres jornadas de entrenamientos aún por delante, los entrenadores tienen mucho trabajo de cara a una eliminatoria que les seguirá abriendo las puertas de Segunda RFEF o les dejará fuera de combate y pensando ya en el próximo curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios