MOTOCICLISMO gran premio de qatar

Un jerezano a mil por hora en Qatar

  • Juan Baquero afronta su tercer año como director del circuito de Losail en el que este domingo arranca el Mundial

  • "Por supuesto que me planteo volver a dirigir el Circuito de Jerez, no cierro esa puerta"

Juan Baquero, con un scooter en la recta de meta del circuito de Losail. Juan Baquero, con un scooter en la recta de meta del circuito de Losail.

Juan Baquero, con un scooter en la recta de meta del circuito de Losail. / Losail Circuit / Ahmed Faisal

Comentarios 1

Predicar en el desierto puede tener más repercusión y éxito que hacerlo ante multitudes de una gran ciudad. Como muestra, ahí está el ejemplo del jerezano Juan Baquero, que muy a su pesar se vio obligado a abandonar la dirección del Circuito de Jerez en 2016 y, lejos de dar el brazo a torcer, afronta orgulloso su tercer año al frente del desértico trazado qatarí de Losail, que este domingo acoge la primera prueba del Mundial de MotoGP 2018.

Si Marc Márquez y el resto de estrellas consiguen rodar a velocidades de vértigo en este circuito de la deslumbrante ciudad de Doha, Juan Baquero se mueve también a mil por hora para que todo salga a la perfección en una organización muy compleja. Este cualificado director andaluz coordina un equipo integrado por más de 1.500 trabajadores que hacen posible el único Gran Premio nocturno de MotoGP, al que casi con toda seguridad asistirá por vez primera en los 15 años de historia del trazado, su alteza el Emir de Qatar, Tamin Bin Hamad Al -Thami, que a buen seguro reconocerá la ingente labor desarrollada por Baquero. Merecido lo tiene, aunque el hábil ejecutivo jerezano describe su odisea en el desierto con naturalidad y sencillez: "Cuando se interesaron por mí, el ministro de Cultura y Deportes de Qatar me dijo que valoraban muchísimo lo que había hecho en Jerez y preguntó que si se podía hacer lo mismo en Losail, para incrementar tanto las actividades, como la influencia o repercusión en la sociedad qatarí y profesionalizar también la gestión. En estos dos primeros años hemos pasado de 30 o 40 días de ocupación a 212 de actividad, abriendo las instalaciones a todo el mundo y a cualquier iniciativa, incluidas aquellas que, como el ciclismo, no tienen nada que ver con coches o motos. Generar toda esa amplia actividad no es tarea fácil si tenemos en cuenta que desde mayo hasta septiembre la pista tiene que estar cerrada por el calor".

Al frente del circuito de Losail, Juan Baquero está logrando hitos jamás imaginados en este país: "Como bien es sabido, las mujeres de Qatar usan una vestimenta que las oculta, por lo que ha sido todo un revulsivo ofrecerles la posibilidad de practicar deporte todos los martes en las únicas instalaciones donde pueden hacerlo al aire libre con la apropiada indumentaria deportiva. La respuesta ha sido fantástica, pues convoca a más de 400 féminas, siendo los comisarios de pista, médicos y demás efectivos mujeres también y, por poner sólo un ejemplo, el año pasado celebramos en Losail el día nacional del deporte que congregó en el trazado a 1.500 mujeres, cifra más que relevante si tenemos en cuenta que esa jornada diluvió -algo que rara vez ocurre en este país, salvo el año pasado en que la lluvia puso en jaque la carrera de MotoGP, pero Carmelo Ezpeleta (jefe del Mundial) y Juan Baquero actuaron con ingenio-, y en este 2018 hemos contado con una participación de 3.000. Además, casi todos los fines de semana organizamos tandas de entrenamientos de automovilismo y motociclismo, que están resultando muy populares, sin olvidar eventos de marketing, campeonatos nacionales y vamos a poner en marcha la Qatar Motorsport Academy, primera del mundo en su género, para crear cantera de pilotos y mecánicos, tanto de motos como de coches".

La actividad de Baquero en Losail resulta casi tan febril como las temperaturas del país: "Al margen del reasfaltado que realizaremos el próximo año, el circuito necesita muchas otras inversiones para alcanzar ese nivel de modernidad que me propuse. Es curioso que cuando comencé a dirigir Jerez tuve que afrontar una suspensión de pagos y una época de grandes recortes en España y, al llegar a Qatar, pensé que podría disponer por fin de medios para sacar adelante grandes proyectos. Pero las obras faraónicas que se están realizando en el país y especialmente de cara al Mundial de fútbol de 2022, hacen que el presupuesto se reduzca en el circuito. Aún así, en menos de dos años he logrado reducir en un 50 % los costes anuales de gestión, aumentando al máximo la actividad y repercusión del trazado. Por ello pienso que en 2019 van a darnos algo más de margen para mejorar las infraestructuras, más boxes, pistas para karting y otras disciplinas, un centro de I+D, etcétera".

Como es lógico, Juan Baquero no olvida a su tierra: "De Jerez y de España en general hecho de menos la forma de trabajar y la mentalidad. Siento nostalgia de la luz y cielos inconfundibles que tenemos en la provincia de Cádiz, no los he visto en ningún otro sitio del mundo. Qatar es un país que vive del petróleo y el gas, con dos millones y medio de habitantes, de los que sólo un cuarto de millón son qataríes auténticos. Poseen una cultura muy diferente a la nuestra, las cosas no funcionan como estamos acostumbrados en Occidente. Pero terminas adaptándote a las altas temperaturas y al polvo en suspensión. Eso sí, aquí el tiempo se me ha pasado volando, casi no me he enterado. He tenido tanto trabajo y me he metido tanto en el proyecto, que si me dicen que llevo más de dos años no me lo creo. La experiencia profesional está siendo enorme. Estoy contento con lo que hago y quienes me han contratado también lo están conmigo. No me planteo nada hasta que termine en 2019 con los objetivos que me fijé. Dije que los llevaría a cabo en cinco años y finalmente los habré alcanzado en cuatro. A partir de ahí veré qué camino es más oportuno tomar, porque el sacrificio no es sólo mío, también de mi familia que se ha venido conmigo. A mi mujer y a mis hijos -tiene tres- les ha venido bien la experiencia, pero no es para siempre".

Preguntado por un posible regreso al trazado jerezano, Baquero se muestra claro: "Por supuesto que me planteo volver a dirigir el Circuito de Jerez, no cierro esa puerta. Cuando me marché de allí lo hice porque imposibilitaban la gestión; había muchas reticencias hacia mi persona y se le estaba haciendo mucho daño al propio circuito. No se sabía lo que querían hacer con el trazado, ni aprobaban sus cuentas, era insostenible y di un paso al lado. El nuevo equipo de gobierno que entró en el Ayuntamiento creía que yo pertenecía a la anterior corporación, cuando siempre he sido un profesional de la administración municipal, que he trabajado tanto con Pedro Pacheco, como con Pilar Sánchez, María José García Pelayo, o con la propia Mamen Sánchez, nunca he servido a siglas de partidos, sino como técnico que soy, a todos he atendido por igual. Hasta 2016 estuve al frente del el Circuito sabiendo que era la bandera de Jerez y encantado volvería a hacerlo si quieren que regrese. Mi excedencia en el Ayuntamiento finaliza a comienzos de 2020...". Por el momento, Juan Baquero seguirá predicando con éxito en el desierto iluminado de Losail.

(*) Jesús Benítez, periodista y escritor, fue editor jefe del Diario Marca y, durante más de una década, siguió todos los grandes premios del Mundial de Motociclismo. A comienzos de los 90, ejerció varios años como jefe de prensa del Circuito de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios