La tromba provoca 2o intervenciones de los bomberos en cinco horas

  • La zona sur fue la más afectada sufriendo cortes de calles y de avenidas· Los escolares del colegio de San Juan de Dios se quedan sin clase · Inundaciones en bajos y garajes.

La borrasca, que cayó en forma de tromba durante las primeras horas de la mañana de ayer, dejó otro rosario de incidentes, con consecuencias leves, especialmente en la zona sur de Jerez, aunque varias calles del centro, como Porvera, Honda, plaza Aladro y del barrio de San Miguel sufrieron también inundaciones esporádicas. Los bomberos realizaron 20 intervenciones entre las 7:39 y 13:00 horas, además de las emprendidas por los distintos servicios municipales. El Ayuntamiento señaló que se registraron precipitaciones de veinte litros por metro cuadrado entre las 7:30 y 9:00 horas de ayer.

Los bomberos practicaron numerosos achiques en la zona sur en puntos como la glorieta del Balneario, polígono industrial de El Portal, la barriada de La Liberación o a la altura de la venta el Quitagolpes en la A-4. La avenida Puertas del Sur quedó cortada por la tromba entre las 08:00 y 10:00 horas con varios vehículos atrapados en las lagunas que se formaron, ya que la altura del agua superaba las aceras con holgura. Algunos garajes de edificios de la Hijuela de Las Coles llegaron a acumular un metro de agua de altura ante la virulencia de la tromba. Afortunadamente no había vehículos estacionados en el aparcamiento de nueva construcción. El agua dejó sin clase a los escolares del colegio público San Juan de Dios. El delegado municipal de Educación, Juan Salguero, manifestó que se incrementó ayer el servicio de limpieza del centro para que las clases se puedan reanudar hoy mientras que otros colegios sufrieron problemas también, como el de San José Obrero.

Bomberos y trabajadores de Aguas de Jerez liberaron husillos e imbornales para que el agua aliviara. Sin embargo, frente a otros temporales anteriores, las alcantarillas desaguaron con más fluidez ayer y la tromba no se prolongó, por lo que los encharcamientos desaparecieron progresivamente.

Los bomberos tuvieron que achicar agua en viviendas, ora en sus azoteas ora en sus garajes inclusive, como la calle Taranta, de la barriada de Icovesa, Juan Miró, Sepúlveda, avenida Juan Carlos I (ronda Este) o en los nuevos bloques de residencial 'Entre Parques' en la avenida Caballero Bonald. Otros puntos que se vieron afectados fueron la calle Aristóteles, Maestro Teófilo Azabal, Francisco Chueca y Germán de Alsina.

La caída de ramas de árboles por las fuertes rachas de viento, de hasta 47 km/hora, según la Agencia Estatal de Meteorología, dañaron varios coches en el paseo de Las Delicias o la avenida José Cádiz Salvatierra. En la calle Corredera el vendaval provocó la caída de varias ventanas que se encontraban abiertas.

Ante la 'alerta naranja' decretada por la citada Agencia y Protección Civil, el Ayuntamiento mantiene activado un dispositivo de emergencia en colaboración con otros organismos. En las inmediaciones de La Liberación, uno de los puntos más críticos de la ciudad, permanece un dispositivo de guardia por si es necesario algún tipo de arreglo relacionado con las infraestructuras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios