El vino no sabe comunicar y lo paga caro

  • Jerez no escapa al suspenso global en la divulgación del vino, cuyas causas analiza el periodista Rodolfo Castro en un libro

La comunicación sigue siendo la gran asignatura pendiente del vino español, también del jerez, que revisa en estos días su estrategia para mejorar la divulgación genérica de los productos amparados por la Denominación de Origen y acercarse al consumidor directo, en particular a los jóvenes.

Rodolfo Castro, periodista y fundador de la consultora Castro Galiana, pone de manifiesto el suspenso del vino español a la hora de comunicar el producto entre otros muchos escollos a los que se enfrenta el sector y que aborda en el libro 'La comunicación del vino', publicado recientemente.

La publicación analiza el impacto que las Denominaciones de Origen, las bodegas y las marcas de vino tienen en la prensa en papel y en los canales digitales, presencia en la que al jerez le queda mucho camino por recorrer, aunque esté por encima de la media.

El autor sostiene que la comunicación del producto es, aparentemente, el último escollo para incrementar el consumo de vino en el mercado interno, escollo que, sin embargo, la industria vinícola española se muestra incapaz de salvar pese a contar con las herramientas necesarias.

El déficit de comunicación se agudiza a la hora de relacionarse con los consumidores más jóvenes, lo que convierte al vino en un producto poco competitivo en comparación con un mayor empuje mediático de otras bebidas frías envasadas, en especial la cerveza, señala en una nota de prensa. "Toda una paradoja: nunca se ha hablado tanto del vino en los medios como ahora y, sin embargo, nunca se ha consumido tan poco", añade.

El objetivo del autor es ofrecer una visión global de la notoriedad que alcanzan 125 denominaciones y zonas productoras, 2.700 bodegas y 11.800 marcas, para que esa información sirva de punto de partida para emprender o para fortalecer las más adecuadas políticas de comunicación.

Según el autor, la mayoría de las DD.OO. y de las bodegas españolas apenas hacen por divulgar el vino que elaboran. Así, 17 denominaciones de origen (el 13% del total) copan el 74% de toda la información en circulación, mientras que 411 bodegas (el 6,5%) acaparan el 80%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios