Análisis

pepe marín

Flamencólogo

Fernando Quiñones en el recuerdo

La primera vez fue en Chiclana; la última en Mairena del Alcor. Fueron dos de las más apasionantes charlas que mantuve con Fernando Quiñones aún cuando entre medias lleváramos a cabo otros no menos interesantes encuentros -algunos en la Cátedra de Flamencología de Jerez- y una relación epistolar que, si bien no muy numerosa sí lo suficientemente importante para sabernos amigos aficionados al flamenco, al teatro y a la literatura, en general. Ahora, cuando a través de Diario de Jerez sé de la importante programación que, a fin de conmemorar el 20 aniversario de su fallecimiento se está gestando en Cádiz, no quiero ni puedo permanecer al margen, por lo que deseo aportar mi granito de arena a tan justo y aplaudible reconocimiento.

Desde que Ramón Rivero trajo a Jerez la puesta en escena de 'Legionaria', -que más recientemente ha interpretado mi paisana María Barranco- me sentí inclinado, como actor que continuo siendo -aunque en la actualidad en el dique seco-, a poner en pie algún texto, relato o cuento de Fernando Quiñones, hasta que desde el primer momento me decanté por 'El testigo', incluido en su libro 'Nos han dejado solos'. El referido relato junto a una gran parte de la producción de cuentos-relatos del gaditano de Chiclana, conforman el libro Tusitala, nada más y nada menos que con 834 páginas muchas de ellas dedicadas al flamenco, al vino y a la vendimia. Prosiguiendo con mi empeño de dar forma a 'El testigo', a través del cual un viejo cantaor gaditano narra las peripecias de un congénere apodado 'El Pantalón', -Miguel de nombre para el relato- me puse en contacto con Fernando a fin de que éste me autorizara la puesta en escena del mismo, lo que finalmente pude conseguir en dos ocasiones: la primera en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, Palacio Pemartín como parte de su programa veraniego 'Flamenco de Andalucía' ofrecido en el magnífico patio del citado edificio de plaza San Juan entre el 16 de junio y el 26 de agosto de 2004 con actuaciones tales como las de Paco Cepero, Pepe Justicia, Alfredo Arrebola, Enrique el Extremeño, Lolita Valderrama, Juan Zarzuela, José de los Camarones, Rocío Segura, La Cañeta de Málaga, José Salazar, Fernando Moreno, Antonio Soto y, quien les comenta interpretando 'El testigo', ofrecido el 19 de agosto, jueves; la segunda vez fue en el amplio local de la peña flamenca 'La Perla de Cádiz', en la capital de la provincia.

Respondiendo a mi solicitud de autorización, Fernando lo hizo desde Madrid en donde se encontraba en 1986 de la manera que quiero -sólo en parte- reproducir a fin de que no existan dudas de lo expuesto por mí. El texto de Fernando Quiñones decía y dice porque lo conservo, entre otras cosas, lo siguiente: "Querido paisano: Antes que nada, el deseo de un cabalísimo 86 para ti, lo tuyo y los tuyos, con esta mojarrilla de mi Caleta gaditana. (Debajo de la salutación, el dibujo de la mojarrilla). Y ahora lo de 'El Testigo': en tu caso, el Pantalón hace un buen caldo "especiá". También podría, para su escenificación valerte otro relato, pienso.

Pero mi decisión ya estaba tomada: sería 'El Testigo' que teatralicé en el lugar y día indicados a modo de entrevista con la colaboración de un joven alumno de la escuela teatral de Anabel Azuar, Juan Jesús Moreno. En Cádiz estuve solo; tenía de cualquier manera a mi favor el ambiente gaditano-flamenco que respira todo el texto de 'El Testigo': el lenguaje, las referencias a Enrique 'El Mellizo', al jerezano Manuel Torre, al Matadero, Ignacio Espeleta, Aurelio, La Parra,la Bomba, etc., etc.

Fernando Quiñones fue miembro de la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces, de Jerez, entidad que en 1965 le distinguió con el Premio Nacional de Investigación. De su labor pedagógica referida al mundo flamenco quiero así mismo destacar -como a su vez se recoge en el Diccionario Enciclopédico Ilustrado del Flamenco de José Blas Vega y Manuel Ríos Ruiz-, que Fernando fue durante cuatro años guionista y presentador del programa Flamenco de TVE con el que conquistó el Premio Nacional de Programas Musicales. Fue también autor del espectáculo 'Andalucía en pie', que dirigió José Tamayo. 'De Cádiz y sus cantes', uno de sus tratados flamencológicos, le alzó con una beca de investigación en la I Semana de Estudios Flamencos de Málaga. Allí, en mi tierra de nacimiento se inició mi admiración -incrementada con el paso del tiempo- por el gaditano de Chiclana, Fernando Quiñones, cuya obra nos acompaña y va a servir en Cádiz para homenajearla y relanzarla con el mismo cariño que él supo poner en su creación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios