Fútbol CD Alcalá 2 - Xerez CD 0

Tiro libre

Daniel / Lamparero Mampel / Dlamparero@ Diariodejerez.com

Gracias por la lucha, Toa

S I el Canasta se ha caracterizado por algo esta temporada tan atípica, con ascenso a las primeras de cambio pese a los problemas económicos, ha sido por su capacidad de adaptación al entorno, a la competición y a los rivales, por no dar nunca un partido por perdido y por pelear hasta el final, por alimentar el sueño y por emplearse con corazón en todas las acciones, por poner toda la carne en el asador. Esa garra, ese coraje y esa capacidad de lucha es lo que ha permitido a un equipo novato, con una plantilla justita, colarse en la LEB Plata, algo impensable un año atrás cuando se anunciaba la puesta en marcha del proyecto de bronce.

Y si el Canasta se ha distinguido por media España por su capacidad de lucha es gracias al espíritu que ha sabido imprimirle su entrenador, sin duda el gran artífice de este histórico logro conseguido por el club jerezano. Trabajador incansable y tan enamorado como convencido de lo que hace, ha sido capaz de hacer crecer a sus pupilos, primero como jugadores y luego como equipo, hasta convertir al Canasta en un orgullo para Jerez, lo que no es poco tal y como está la ciudad.

El gran acierto de Diego Morales y Jesús Torres no ha sido otro que Toa Paterna; acertaron con el entrenador, pero también con un profesional capaz de liderar un proyecto que se convirtió en un atractivo reclamo para unos jugadores que, como han demostrado a lo largo de la competición, son de superior categoría.

Pero como todo juego de equipo, las individualidades sirven de poco si no hay sentimiento colectivo, y el pegamento en este club ha sido Antonio Matías, al que de pequeño empezaron a llamar Toa. El entrenador ha sabido inculcar su espíritu de lucha y sacrificio a la plantilla, aspectos siempre destacados y subrayados a la hora de glosar éxitos pero que muchas veces pasan desapercibidos a lo largo de la temporada.

Y ha sido mucho con lo que han tenido que apechugar jugadores y técnicos, inasequibles al desaliento pese a los problemas. La ilusión por alcanzar la meta pudo más que reveses o noticias negativas: el Canasta de Toa siguió luchando, y como el que la sigue la consigue, el equipo acaba de ganarse el reconocimiento de todo Jerez y todo el basket español. Sigue luchando Toa, y gracias por no haber dejado de luchar nunca.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios