CATAVINO DE PAPEL

Manuel Ríos Ruiz

Los "Momentos" de El Torta

NOS congratula muchísimo que un cantaor de las cualidades de El Torta vuelva por sus fueros. Era una lástima que estuviera fuera de circulación, como suele decirse, por mor de cuestiones personales lamentables, las que al parecer ha conseguido superar de un tiempo a esta parte y poder preparar un nuevo disco acertadamente titulado "Momentos" (Juglar). Un disco, acompañado de un deuvede, que nos devuelve al artista jerezano que todos sabemos que es. En una palabra, quizá nos encontremos con el cantaor admirado salvado para siempre. Ojalá sea así para el bien del género, de la afición y de él mismo.

Bulerías por partida triple, tangos, soleares, siguiriyas por partida doble, alegrías, malagueñas, tientos-tangos, taratnos y martinete, suenan en el el cede, y tangos, siguiriya, tientos-tangos, tarantos, martinetes y dos bulerías, en el deuvede. O sea, todo un concierto amplio y variado, como corresponde a una figura del cante.

El crítico Alfredo Grimaldos, que ha escrito la glosa de "Momentos", afirma: "Juan Moneo El Torta es uno de los los cantaores más geniales y profundos que ha dado el flamenco durante las últimas décadas. El aficionado que disfruta por primera vez del personalísimo eco de este jerezano modifica, inmediatamente, su concepto del arte jondo". Estamos de acuerdo con tamaña apreciación. Y hoy, en el Teatro Villamarta, El Torta ha convocado a la afición de Jerez, deseoso de triunfar en su tierra con la misma intensidad como lo ha hecho recientemente ante la madrileña.

Iniciado en su arte desde niño, se hizo profesional en la Venta de la Ronda Muleros, junto al inolvidable maestro El Borrico. Y El Torta se reveló frente a los grandes públicos allá en mil novecientos setenta y dos, al obtener el premio por soleares en el Concurso de Mairena del Alcor. Seguidamente registró sus cantes en un disco colectivo, titulado "Fiesta en la Plazuela", comenzando sus actuaciones en peñas y festivales. Luego, en mil novecientos ochenta y cinco, formó parte del tablao Los Canasteros de Madrid. En su trayectoria, pese a algunos altibajos, grabó el musítasete "Luna Mora" y el cede "Colores morenos", además de participar espectáculos como "Flamenco, esa forma de vivir" y en la película "Flamenco" de Carlos Saura. Ahora, con su vuelta a los escenarios, ha levantado una enorme expectación. Y como ha afirmado el flamencólogo José Manuel Gamboa: "Creador de toda una manera de decir el cante, a compás y con entrega, El Torta a de ser, por méritos propios, una máxima figura en todo el orbe flamenco". Que así sea de una vez por todas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios