Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

La columna

Begoña García / González-Gordon

Porvera permisiva

CIERTA permisividad por parte de las autoridades, resulta sana en cualquier ciudad. Como lo es cierta transgresión por parte de los ciudadanos. Esta combinación, para mi gusto, esto es lo que hace de la Porvera una de las calles más vivas - y atractivas- de Jerez.

Con tanto remiendo al natural latir de las arterias jerezanas. Avenidas entablilladas por marmolillos y pivotes. Calles remendadas por bypasses urbanísticos o amordazadas por reorganizaciones de trafico. Después de tanta amputación como tenemos, cuando paso por la Porvera me siento reconfortada. Allí siento el corazón de la ciudad, latiendo vigoroso, bajo la hermosa arcada de las jacarandas. Y me siento un ciudadano libre. No me asaltan horrendos mojones azules. Hay bullicio de bares y colegios. Con su holgura para cuatro carriles de coches, la gente -feliz- vive la grata experiencia transgresora de aparcar un ratito en doble fila. Contando con que las autoridades -bendita permisividad- van a hacer la vista gorda.

Pero ya se sabe, das un dedo y te cogen el brazo. Se han pasado. Los ciudadanos transgrediendo y las autoridades consintiendo. Los automovilistas -siempre queremos más- ya no se cortan un pelo y aparcan incluso junto a la acera de la derecha (que ya es el colmo), con el consiguiente embotellamiento y caos. Pero es que el otro día, un motorista, no tuvo reparos en detenerse junto a uno de esos conductores. ¡Y se pusieron de charleta los tíos! Estrechaban al límite el único carril que quedaba, pero ellos tan panchos.

Me temo que ha llegado la hora del tío Paco. El de la rebaja. Pero sólo con rebaja, por favor, no me vayan a desgraciar -también- la Porvera. Que las cosas se queden como estaban antes: con su mijita de permisividad, con su poquita de transgresión, como siempre. Quiero seguir bajando por la Porvera, y sentir el corazón de la ciudad, latiendo vigoroso bajo la hermosa arcada de las jacarandas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios