Invercaria

Un ex consejero de Invercaria afirma que "no había control en las ayudas de menos de 450.000 euros"

  • El inspector que dirigió a la investigación afirmó que la ayuda a aceitunas Tatis fue "prácticamente una concesión directa"

El ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y la ex administradora de aceitunas Tatis, sentados en el banquillo de los acusados. El ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y la ex administradora de aceitunas Tatis, sentados en el banquillo de los acusados.

El ex presidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo y la ex administradora de aceitunas Tatis, sentados en el banquillo de los acusados. / Juan Carlos Muñoz

El jefe de grupo de Blanqueo de Capitales, adscrito a la UDEF destacó durante el juicio de las ayudas de Invercaria a la empresa de aceitunas Tatis que "de un solo vistazo se demuestra que la empresa estaba en un endeudamiento grave. La empresa estaba en quiebra técnica y causa de disolución. Con estas cifras, ni con un préstamo participativo se evitaría entrar en disolución y quiebra técnica. Cuando se concedió el préstamo, la empresa tenía 155.000 euros de patrimonio neto y 230.000 euros de deuda a corto plazo". 

El procedimiento seguido a la hora de conceder las ayudas fue cuestionado tanto por el testimonio del inspector encargado de la investigación judicial como por el ex secretario general de Idea, Miguel Lucena. El policía comentó que en algunas de las empresas investigadas por mandato judicial se cumple la existencia de un porceso de solicitud de promotor, análisis de la capacidad financiera y la propuesta de concesión del préstamo. "Pero en el caso de Tatis sólo existe la solicitud del promotor. Prácticamente fue una concesión directa", afirma el inspector. 

Por su parte el ex secretario general de Idea, que había sido miembro del Consejo de Administración de Invercaria desde su creación hasta 2008, afirmó que el Plan Estratégico 2005-2008 era "un documento de ideas generales, pero considerarlo Plan Director era demasiado". Aunque se definió como experto en elaboraciones de planes estratégicos, a preguntas del fiscal sobre si alguna vez realizó durante los consejos, alguna intervención o iniciativa en relación a las debilidades del plan director, el testigo respondió negativamente. 

A preguntas del fiscal, Miguel Lucena reonoció que no existía "ningún control específico para las inversiones menores de 450.000 euros porque eran competencias delegadas". El presidente de Invercaria, Tomás Pérez -Sauquillo no estaba obligado de informar sobre ellas al Consejo de Administración. 

Sobre si la concesión del aval de Idea pudo haber servido como análisis para la concesión del préstamos de Invercaria, el inspector de policía matizó que, aunque pidió este documento a Idea, "y lo encontramos muy deficiente"

Respecto al informe realizado por la consultora Kpmg para Invercaria acerca de las ayudas concedidas por la entidad a diferentes empresas, el policía mostró su sorpresa ante el tribunal de que Invercaria aportara más documentación "importante" sobre aceitunas Tatis a la asesoría que al juzgado. Entre los datos fundamentales que aparecen en la documentación facilitada a KPMG está la datación de algunos documentos. "Hay algunos entregados a Invercaria con posterioridad a la concesión del préstamo. Incluso hasta un mes después". Unos datos, que asegura el policía, no aparecen en la documentación entregada por Invercaria sobre aceitunas Tatis.

La policía también investigó por orden judicial la concesión del aval de Idea a Tatis. De este punto el inspector destacó que se concedió "con anterioridad a la comisión de valoración". Tampoco hay coincidencia en las cifras dadas a Idea e Invercaria sobre la deuda a corto plazo, a pesar de que las ayudas se solicitaron con un mes de diferencia. Mientras que Tatis presentó 82.489 euros de deuda a corto plazo en la solicitud de aval a Idea, esta cantidad aumentaba hasta los 157.000 euros en la propuesta presentada a Invercaria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios