Bienal

Reyes León dedica a los niños la obra ‘El duende y los recortables’

  • La compañía de la bailaora sevillana representa el montaje hasta el sábado en el Alameda

Cuando la bailaora sevillana Reyes León empezó a enseñar flamenco a los niños, buscó un recortable que regalar a los alumnos que se habían portado bien durante la lección. La intérprete quería dar con una pieza que reflejara el universo de lo jondo, pero no tuvo éxito en sus aspiraciones. De esa anécdota surgió la idea de llevar a escena un cuento-recortable con el que entretener al público infantil.

El proyecto ve la luz ahora, en el Teatro Alameda, con el nombre de El duende y los recortables. Hasta el viernes se representa para colegios, con el aforo completo para todas las funciones; el sábado se despedirá con una sesión familiar a las 18:00. Aunque en un principio las entradas para esta cita se habían agotado, ayer se pusieron a la venta algunas localidades más.

Para ambientar su obra, Reyes León ha escogido un taller de jugueteros como escenario donde transcurre la acción. Allí, el cantaor Emilio Cabello, el guitarrista Alberto Rodríguez y el percusionista Raúl Botella construyen unos recortables que, gracias al duende del título, cobrarán vida en los movimientos de Reyes León y Juan Martín y  enseñarán distintas claves del flamenco a los espectadores. León, convencida de que “hay ritmos que llegan más a los niños, pero otros como las soleás o las seguiriyas son muy fríos para ellos”, ha cuidado que “las piezas sean cortitas, que el cantaor también contara lo que está pasando. Trabajar para niños te condiciona: te abre un universo de fantasía, pero al mismo tiempo te hace muy difícil transmitir algunas partes”.

Para el músico Alberto Rodríguez, su creación para El duende y los recortables contiene la estructura de un ballet en el que la melodía del primer tema, un solo de guitarra titulado Fantasía para Violeta, se repite como hilo conductor a lo largo de la propuesta. El repertorio, asegura, “viene dado por la relación que históricamente han tenido algunos palos con los elementos del baile: el martinete con el bastón, la seguiriya con las castañuelas, el garrotín con el sombrero...”. Este interés por los objetos conecta con la filosofía de Reyes León, que sabe por su experiencia docente que “cada vez que ponía en las manos de los niños un elemento del flamenco, un sombrero, un abanico o unos palillos, aprendían el palo con más interés”.

El duende y los recortables es el segundo espectáculo infantil que se presenta en la Bienal tras el montaje Flamenquita, la niña que perdió el compás.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios