Guadalcacín-Espeleño | Crónica

Cero a cero y Lebrón de portero (0-0)

  • El meta guadalcacileño salva a su equipo con intervenciones de muchísimo mérito

  • David Piñero y Fernando tienen las ocasiones más claras de los de Mendoza

Guadalcacín y Atlético Espeleño empataron este domingo sin goles en el duelo de equipos ya descendidos a la División de Honor. Lebrón fue el mejor hombre de los de Jesús Mendoza, con varias paradas de muchísimo mérito en una primera mitad con dominio cordobés ante un equipo local que también tuvo dos ocasiones clarísimas para adelantarse aunque al contrario que el día del Betis estuvo romo.

En la segunda mitad, el ritmo decayó varios enteros debido al fortísimo calor que pegó durante la mañana, y fue el Espeleño el que más lo acusó. Sin embargo, los locales no supieron concretar las numerosas contras de las que dispusieron, fallando siempre en el último pase.

Los dos equipos más humildes del Grupo X (Espiel tiene una población de 2.500 habitantes y Guadalcacín poco más del doble) se despiden de Tercera, los jerezanos tras cinco temporadas en categoría nacional y los cordobeses después de tres años en ella. Se van tras ganarse el cariño de todos.

Salió mejor el Espeleño, tocando en el centro del campo y con bastante movilidad de sus puntas, Hugo, Ángel y Sergio Ortiz. No obstante, fue el Guadalcacín el primero en tener una clarísima oportunidad. David Piñero entró por el carril del 8 tras recibir un buen pase de Gómez. El punta se adentró en el área y en lugar de disparar optó por el pase a la izquierda, sin que Fran Jiménez ni Juanma Carrasco pudieran rematar. La opción del tiro era la más lógica.

El Guada tuvo otra buena ocasión tras una recuperación de Fran en la medular, pero de nuevo eligió la peor opción cuando tenía a Juanjo entrando solo por la derecha.

A partir del minuto 10, el Espeleño se hizo con el control y comenzó a merodear el área local. Sergio Ortiz disparaba fuera (12’) y Lebrón tenía que salir a los pies de Ángel, que había aprovechado una indecisión de Galiano. En el 22’ y 23’, doble ocasión para los visitantes. Pulido despejó mal, el balón le fue a Ángel y Lebrón tuvo que meter la mano izquierda evitando el 0-1. Acto seguido, clarísima para el Espeleño. Sergio Ortiz aprovecha un rebote, se queda a dos metros de la portería y con todo a favor cruza a la derecha y Lebrón saca la pierna derecha cual portero de balonmano salvando un gol cantado.

Pasada la media hora, Fernando remataba de cabeza un centro de Juanma Carrasco en inmejorable posición, pero el cabezazo lo mandaba por encima del larguero.

Antes del descanso, otras dos ocasiones para los de Espiel. Primero en un lanzamiento de Sergio Ortiz abajo a la derecha que Lebrón sacó a córner y la última antes del paso por vestuarios en un disparo de Hugo que se marchaba fuera.

Tras el descanso, Mendoza dejó en la caseta a Fernando y dio entrada a Germán y un zurdazo de éste se marchaba muy cerca del palo derecho de Gonzalo. Gómez, con una volea, también estuvo cerca del 1-0 y Hugo del 0-1 en un lanzamiento que se fue por encima del larguero.

Poco a poco, el equipo cordobés fue perdiendo fuelle y el Guadalcacín fue encontrando espacios a la contra, una veces conducidas por Juanjo, otras por Piñero, algunas por Germán, y siempre fallando en el último pase.

Fran Jiménez, tras pugna con Troyano, tuvo la última del Guadalcacín pero su disparo se le fue también por encima del travesaño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios