Guadalcacín FSF

Cari estará unos dos meses alejada de las pistas

  • La guardameta del Guada tiene una fisura en el radio de la muñeca izquierda

  • Lorena, pendiente de una resonancia para saber el alcance de la lesión de rodilla

Cari, por abajo la primera por la izquierda, con el brazo izquierdo en cabestrillo por la lesión. Cari, por abajo la primera por la izquierda, con el brazo izquierdo en cabestrillo por la lesión.

Cari, por abajo la primera por la izquierda, con el brazo izquierdo en cabestrillo por la lesión.

No ha comenzado bien la temporada para el Guadalcacín FSF. El equipo jerezano cayó en la primera jornada en Móstoles pero más allá de una derrota que entraba dentro de lo previsible ante uno de los rivales más fuertes de la categoría, las malas noticias llegaron antes y durante el transcurso del encuentro con las lesiones de Cari y Lorena. En efecto, antes del inicio del partido cayó lesionada Cari García, la portera internacional del Guadalcacín; y durante el encuentro en la pista mostoleña, también resultó lesionada Lorena al quedársele la rodilla trabada en una acción. De momento, la lesión más preocupante es la de Cari.

Lorena está pendiente de una resonancia para saber el alcance exacto de la lesión de rodilla

La guardameta sanluqueña tiene una férula puesta en la muñeca izquierda y tras las primeras exploraciones se le ha diagnosticado una fisura en el radio. Estas lesiones, y más en el caso de una portera, suelen ser complicadas y el hueso debe soldar muy bien para que no haya contratiempos. El plazo estimado de baja es de unos dos meses, por lo que el club ya ha activado el plan para sondear el mercado y reforzar la portería guadalcacileña, ya que en la plantilla se ha quedado sólo Sandra y para este fin de semana ante el Leganés el míster tendrá que tirar del filial si no llega a tiempo, como parece, el refuerzo.

La otra lesión que preocupa es la de Lorena. Una primera exploración no demasiado concluyente indica que la capitana del Guadalcacín no tiene afectado el ligamento cruzado anterior, pero sí algo de menisco, bien interno bien externo. La jugadora del Guada tiene que practicarse una resonancia y ahí se verá el alcance exacto de la lesión que, dependiendo de la gravedad, determinará el tiempo que tiene que estar fuera de las canchas. El pronóstico más optimista habla de tres semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios