Fútbol | Tercera División

Guadalcacín: fue bonito mientras duró

  • Con su derrota en Puente Genil, el club guadalcacileño consumó el descenso a División de Honor después de cinco temporadas militando en categoría nacional

Fue bonito mientras duró. El Guadalcacín perdió el pasado fin de semana la categoría nacional tras caer en Puente Genil y aunque aún le restan siete partidos en Tercera, la próxima campaña militará en División de Honor.

Han sido cinco temporadas en el Grupo X de Tercera -las cuatro primeras siendo el primer equipo de la ciudad- capeando contra viento y marea, con el presupuesto más bajo de la categoría y reinventándose año tras año para mantenerse a flote. Las cuatro primeras temporadas se salvaron con más o menos apuros y la actual ha sido un auténtico calvario, perdiendo la categoría ocho jornadas antes del final, jugando con varios juveniles y hasta un cadete y pesando una posible alineación indebida que aún no ha resuelto el Comité de Competición.

Éxtasis tras ganar en el último minuto al Algeciras (2-3). Éxtasis tras ganar en el último minuto al Algeciras (2-3).

Éxtasis tras ganar en el último minuto al Algeciras (2-3). / Erasmo

El Guadalcacín se ganó el derecho a jugar en categoría nacional gracias a acabar campeón de la Primera Andaluza en la campaña 13/14, logrando ascender en Chiclana. De aquel equipo se mantuvo la columna vertebral: Lebrón, Diego Galiano, Paco Castillo, Luis Castillo, Alberto Piñero, Luisma o Javi Tamayo. Algunos han llegado hasta el último momento, viviendo las alegrías de cuatro permanencia, los sinsabores de los momentos malos -que los hubo- y las penurias de la presente temporada.

El equipo debutó en Tercera en el Guadalquivir de Coria con un empate a cero, mismo resultado en el primer partido en categoría nacional disputado en el Fernández Marchán, ante el Cabecense.

Luisma pasó a la historia del club al ser el autor del primer gol en esta categoría, marcando frente al Atlético Onubense en la que fue primera derrota del equipo en Tercera (2-1). El primer triunfo no llegaría hasta la octava jornada de Liga; fue en casa y con el Sevilla C como adversario. De nuevo Luisma inscribía su nombre con letras doradas (1-0).

Luisma celebra el 1-0 al Sevilla C, la primera victoria de la historia en Tercera. Luisma celebra el 1-0 al Sevilla C, la primera victoria de la historia en Tercera.

Luisma celebra el 1-0 al Sevilla C, la primera victoria de la historia en Tercera. / Miguel Ángel González

Esa primera temporada en Tercera División dejó también el histórico triunfo en el Nuevo Mirador ante el Algeciras, que acabaría la temporada primero y con el récord de 100 puntos. El Guada asaltó el campo de los albirrojos colocándose antes del minuto 10 con 0-2. Los locales, entrenados por Mere, llegaron a empatar y en un contragolpe, ya en el tiempo de descuento, Martel establecía el dos a tres definitivo. El modesto Guada le 'robó' al todopoderoso Algeciras esa temporada cuatro puntos: los tres del Nuevo Mirador y uno del empate en el Marchán.

De esa campaña es también el récord de victorias consecutivas: cinco, entre las jornadas 28 y 32, con Mairena (2-0), Sevilla C (0-2), Cádiz B (1-0), San Roque (0-1) y Ceuta (2-1) como adversarios.Todo ello le valió al equipo para salvarse a falta de tres jornadas para el final de esa primera temporada en Tercera gracias a un empate sin goles contra La Palma. El equipo acabaría la Liga 2014/2015 con un total de 52 puntos repartidos en 14 victorias, 10 empates y 18 derrotas, con 39 goles a favor y 48 en contra en las 42 jornadas de una liga con cinco descensos.

En la campaña siguiente, el Guadalcacín incluso mejoró sus prestaciones, alcanzando 54 puntos en 40 jornadas en una Liga que comenzó con 21 equipos y que a mitad de campaña sufrió la desaparición del histórico Lucena. El Guada obtuvo su mejor clasificación acabando la liga en el puesto 11, siendo la única temporada en la que sumó más victorias que derrotas sufridas: 13 por 12, con 15 empates.

La tercera campaña -la 16/17- la inició Ismael Pérez en el banquillo, presentando la dimisión tras perder 0-3 en casa contra el Betis B. Según argumentó, su mensaje ya no calaba en el vestuario. Llegó Alberto Vázquez, el equipo se salvó una vez más y también estuvo el año pasado, con una permanencia agónica en el último partido frente al Recre B. Lo de esta temporada... merece un análisis aparte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios