Jerez Industrial Javi Rivas: "Pedro estaba en un balcón del cielo dándonos toda la fuerza"

Javi Rivas, durante un lance del partido en el Antonio Gallardo de Arcos.

Javi Rivas, durante un lance del partido en el Antonio Gallardo de Arcos. / Ramón Aguilar

Javi Rivas estaba exultante tras lograr con el Jerez Industrial el ascenso a División de Honor y a la vez muy emocionado al recordar la figura de Pedro Garrido, al que dedicó el partido y el salto de categoría.

El técnico portuense comenzó hablando del partido y aseguró que "me ha sorprendido al Balón para bien, ha jugado con mucha intensidad, pero era una final y los míos han estado sobresalientes, hay que quitarse el sombrero, creo que hasta pudimos haber metido algún gol más".

El Industrial fue de menos a más durante el partido. "No es lo mismo empezar una final perdiendo que en tablas. En el minuto cero, el Balón era campeón y nosotros teníamos que marcar sí o sí. Y eso produce ansiedad, nervios, nos costaba muchísimo trabajo hilvanar alguna jugada. Pero sí es verdad que a medida que ha ido transcurriendo el juego nos hemos asentado".

El técnico, además, apuntaba que "se ha visto un partido de fútbol bonito. Aparte de que se ha ganado, el Jerez Industrial ha hecho un fútbol que para los dos meses que llevo aquí ha sido sobresaliente. Hemos tenido cinco o seis minutos que no me han gustado nada. Caba la tuvo y al final también Juan Benítez delante del portero con Barrera solo, son cosas que pasan en el fútbol. La única pena que tengo es que no pueda estar aquí Pedro para verlo, que era el que más ansiaba y más se lo merecía. Para mí será siempre el eterno presidente del Jerez Industrial”.

Para Rivas no es ni mucho menos el primer ascenso, pero quizá sí uno de los más especiales. "En todos los sitios donde he estado he tenido la suerte de encontrarme con una plantilla fabulosa, de poder trabajar. Estoy muy orgulloso de mi trabajo. Con trabajo y tesón al final se consiguen los objetivos".

También quiso agradecer a la afición sus ánimos y volvió a acordarse de Pedro Garrido. "Me esperaba que viniera muchísima gente, ese plus que muchas veces te falta te lo da la afición. Se lo decía a los chavales, que cuando miraran a la grada nos iba a dar ese plus y que miraran también al cielo porque Pedro estaba mirando en un pedazo de balcón dándonos toda la fuerza. La pena es que no estuviera con nosotros. Pedro es el artífice de todo. La vida a veces comete estas injusticias, con un chaval con 48 años con toda la vida por delante. Hoy estaría con su copita de vino y su botellita de oloroso", finalizó emocionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios