Marc Márquez · Piloto de Repsol Honda "Hay caídas que ni yo mismo sé cómo las salvo"

Marc Márquez, durante la rueda de prensa de pilotos de este jueves. Marc Márquez, durante la rueda de prensa de pilotos de este jueves.

Marc Márquez, durante la rueda de prensa de pilotos de este jueves. / manuel aranda

Por culpa de una caída en Austin, que rompía la racha de seis triunfos consecutivos en territorio tejano, Marc Márquez no aterriza este año en Jerez como líder del Mundial, pero sí como el campeón en título que continua acaparando la atención de MotoGP. Casi todo el interés de este Gran Premio de España 2019 girará entorno al formidable piloto de Cervera, no sólo por ver si reedita la victoria del pasado año en el trazado andaluz, o por si acorta distancias con Dovizioso, Rossi y Rins, que le preceden en la clasificación provisional del Campeonato. A sus 26 años de edad, el genial motociclista catalán supone también toda una revolución social, atrayendo las miradas de millones de aficionados en todo el planeta por su originalidad, resultados, estilo y forma de ser o comunicarse, que nunca dejan indiferente a nadie.

-Siete títulos mundiales (cinco de ellos en MotoGP), 70 triunfos (44 en MotoGP), 78 podios, 52 'poles' y 44 vueltas rápidas en carrera, ¿Ha perdido la cuenta de todo lo que lleva conseguido en sólo 11 años?

-La verdad es que todos los números no los tengo controlados. Para mirar todo lo conseguido hay que esperar a que uno se retire. Yo lucho cada temporada para intentar ganar el Mundial y estos números me gusta verlos, pero lo que cuenta son los títulos y, personalmente, también le doy mucha importancia al 'cómo', cómo se pilota o cómo se ganan las carreras.

-De estar en la piel de Dovizioso, Rossi, Lorenzo o Viñales, entre otros, ¿se sentiría frustrado, qué haría para cambiar el rumbo de los acontecimientos?

-No lo sé, por suerte estoy contento y feliz conmigo mismo y me siento bien. No quiero ponerme en la piel de otra gente.

-¿Se sorprende de usted mismo viendo cómo salva caídas, o adelantando por donde otros no lo harían?

-Hay caídas que ni yo mismo sé cómo las salvo pero no es algo que tenga preparado, se pueden entrenar los reflejos pero también cuenta mucho el instinto del momento.

-¿Cómo lleva la fama? ¿Qué piropo le hizo más gracia?

-Es algo con lo que tenemos que convivir y ya estoy acostumbrado, me gusta mucho cuando te vienen los niños y niñas y quieren una foto contigo o te abrazan. En este momento te das cuenta de la magnitud de cualquier acción que hacemos y son momentos muy especiales.

-¿Los títulos de Nieto o Agostini son una meta para usted, o sólo una posibilidad matemática?

-No me gusta ponerme una meta, porque es como si me pusiera un límite, además tampoco me gusta pensar a largo plazo. En todos estos años he aprendido que hay que vivir el día a día y estar concentrado en el momento actual.

-¿Le gustaría que su Honda fuese menos potro salvaje, o se perdería el encanto? ¿Qué puntos positivos ve en las Ducati, Yamaha o Suzuki?

-En general estoy contento con la moto que tenemos este año aunque nunca hay que relajarse y tenemos que seguir trabajando para mejorarla en distintos aspectos. La Honda tiene sus características especiales pero yo estoy muy contento de poder pilotarla.

-¿Su sonrisa permanente cambia cuando se pone el casco?

-Cuando me pongo el casco es el momento de máxima concentración. Hay que analizar el circuito en el que estamos, tratar de ajustar al máximo la moto y hacerlo lo mejor posible para llegar el domingo en la carrera y poder luchar por la victoria.

-¿La principal virtud de un campeón de MotoGP debe ser la valentía?

-Hay distintos adjetivos, sólo uno es complicado. Pero sí, valentía podría ser uno.

-¿De dónde le viene esa soltura suya a la hora de expresarse y comunicar? ¿Estudia, lee mucho o es que aprende tan rápido como pilota su moto?

-Eso se lleva dentro, no se entrena, soy así y me expreso como soy. No leo mucho pero soy una persona que me fijo mucho en todo lo que está a mi alrededor. Intento ver y analizar todas las situaciones y cuando cometemos errores veo en qué hemos fallado para mejorar.

-El pasado año acabó con la sequía de cuatro años sin ganar en Jerez, ¿Un triunfo en Andalucía cuesta o cuenta más que en otros circuitos?

-Lo importante es poder ganar en cuantos más circuitos mejor, pero siempre es especial correr delante de toda la afición en Jerez.

-¿Jerez es un buen escenario para sacarse la espina de la caída en Austin?

-Esa espina te la sacas si al final de año ganas el campeonato, porque así no pesa ese cero. Pero ahora lo más importante es que estamos a nueve puntos del líder, pero sobre todo para mi tranquilidad es entender el por qué de la caída. Durante el fin de semana iba diciendo que teníamos un pequeño problema que había que solucionar y que no solucionamos para la carrera. Aun así, pude ir rápido pero aparecía ese problema cuando menos te lo esperas. Lo de Austin al final fue un error mío, porque soy yo el que tiene que interpretar cuándo pasa y cuándo no, pero no supe hacerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios