Tenis

La emocionante historia de Laura Sambruno, campeona jerezana de tenis en silla de ruedas

Laura Sambruno, con el actor Ricardo Gómez. Laura Sambruno, con el actor Ricardo Gómez.

Laura Sambruno, con el actor Ricardo Gómez.

Escrito por

D. Sánchez

La de Laura Sambruno es una de esas historias de superación que emocionan. Esta jerezana sufrió un accidente de tráfico en 2012 que la postergó varios años a una cama y a tener una movilidad muy reducida. Una operación en 2023 gracias a la Fundación López Mariscal y a la colaboración de muchos ciudadanos le ha permitido poder empezar de nuevo, iniciar un duro camino de rehabilitación -sufragado también por la fundación de José Luis López 'El Turronero' porque al SAS ni está ni se le espera- y este año decidió dar un nuevo empuje a su vida retomando una de sus pasiones, el tenis.

Dicho y hecho, Laura Sambruno lleva ya dos torneos disputados en tenis de silla de ruedas en los que ha sumado tres trofeos. Entrenada por su marido Moisés Cubiellas, que dirige la escuela Innovation Tennis & Sport a la que se acerca de vez en cuando el actor Ricardo Gómez -conocido por su inolvidable papel de Carlitos en Cuéntame-, Laura ha participado hace unas semanas en el XVI Open Nacional de Marbella, donde se proclamó campeona formando pareja con Marcela Quintero, así como la tercera plaza en categoría individual.

Y el pasado fin de semana se desplazó a la localidad valenciana de Almussafes para tomar parte en el XXVI Open Nacional TSR 2024. Pese a jugar con una silla de iniciación -no se puede costear una profesional y por eso pide ayuda en forma de patrocinadores- y tener que competir con adversarias cuyas sillas pesan la mitad, la tenista jerezana, que es número 1 de Cádiz y de Andalucía y 5 de España en el ránking, se ha proclamado subcampeona del torneo en dobles formando de nuevo pareja con Marcela Quintero, además de quedar primera de la fase de consolación.

Laura Sambruno, con su marido y sus dos hijos en Almussafes. Laura Sambruno, con su marido y sus dos hijos en Almussafes.

Laura Sambruno, con su marido y sus dos hijos en Almussafes.

Sambruno, que en la actualidad tiene 32 años y dos niños, ha practicado toda su vida varios deportes y entre ellos el tenis, su mayor pasión, este último desde los 8 años. Campeona junior por equipos en tenis de pie, hace unos meses contactó por Instagram con Cisco García, influencer y tenista profesional en silla, preguntándole si conocía a alguien que la pudiera orientar para practicar tenis en silla. "Pensé que no me iba a contestar, pero al día siguiente me respondió y me puso en contacto con Ana Salas, de la Fundación BePro".

Apenas tres meses después, y con una silla de iniciación, ha escalado en el ránking, se codea con las mejores tenistas del país en silla y amplía horizontes, ya que su próximo reto es disputar torneos ITF que están mejor remunerados -en los Open nacionales, los costes son superiores a los premios- y tiene un sueño por cumplir: "Competir en los Juegos Paralímpicos". Y no es una idea, es un objetivo que tiene marcado para 2028: en tres meses ha disputado dos torneos en los que ha conquistado tres trofeos. "La mejor jugadora de España me ha comentado que tengo mucho futuro y que juego muy bien, pero que me falta movilidad", comenta. "Llevo poco tiempo, los primeros días no le daba ni a la bola", relata y, para colmo, la silla no es la adecuada.

Laura Sambruno, en el Open Nacional celebrado en Almussafes. Laura Sambruno, en el Open Nacional celebrado en Almussafes.

Laura Sambruno, en el Open Nacional celebrado en Almussafes.

La vida le ha dado un vuelco de un año a esta parte: "Ayer mismo me saltó en el teléfono los recuerdos de hace un año y me puse a llorar. El cambio ha sido radical, primero en lo físico, porque he podido fortalecer músculos que estaban mal; y segundo en lo emocional, estoy supercontenta".

¿Qué necesita para seguir progresando?

Una silla de competición, que tiene un coste de entre 6.000 y 12.000 euros, una cantidad que no puede permitirse aunque "la técnica la tengo de haber practicado tenis antes". Ayudaría encontrar patrocinadores, pero en esta nueva vida de redes sociales e impostura piden 'seguidores' a cambio de patrocinios. Confía en que sus logros deportivos contribuyan a ello.

El próximo torneo Open Nacional es en Barcelona, al que no podrá acudir, pero sí estará en Zaragoza el primer fin de semana de mayo, espera poder estar en el Campeonato de España de diciembre en Sevilla y acudir al primer ITF Futures Series próximamente en Faro (Portugal) porque tiene claro que el tenis en silla de ruedas es ya parte de su vida.

Tras la operación en Madrid -sigue acudiendo allí a las revisiones- sufragada por la Fundación López Mariscal y la ayuda de otros muchos ciudadanos, Laura ya puede caminar aunque sólo unos veinte minutos al día porque tiene una lesión medular incompleta y para su actividad deportiva necesita una silla ligera y para ello tiene abierta esta cuenta de crowdfounding o financiación colectiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios