España

Berlusconi se reconcilia con las ministras de Zapatero

  • El primer ministro italiano aclara en la XVI Cumbre bilateral que su alusión al Gobierno "demasiado rosa" que se formó en 2008 en España era de "admiración"

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró ayer que sus comentarios sobre un Gabinete "demasiado rosa", designado por el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, tras las pasadas elecciones generales del 2008, fueron malinterpretados por la prensa.

Berlusconi se dirigió a la titular de Defensa, Carme Chacón -uno de los seis ministros que escoltaron a Zapatero en la XVI Cumbre Hispano-italiana-, y aseguró que su comentario no tenía mala intención. "Lo dije, como hago normalmente, con ironía", apuntó el mandatario italiano, que señaló que su comentario encerraba también admiración.

Y atribuyó la mala interpretación que se dio a sus palabras a la prensa que, "como siempre", cambia el significado de las cosas.

Berlusconi aseguró que las mujeres son mejores "en la escuela, la universidad (...) son más puntuales" y consiguen resolver los problemas más rápido que los hombres. "Las mujeres son el regalo más bonito que Dios ha dado a los hombres", concluyó Berlusconi, que ante el silencio de los asistentes señaló: "Esperaba un aplauso con esta afirmación", un aplauso que le fue concedido.

Tras las últimas elecciones generales españolas, en marzo del 2008, Berlusconi tachó de "demasiado rosa" al nuevo Gobierno y advirtió a Zapatero de que tendría problemas con tantas féminas en su gabinete. "¿Cómo podéis pensar que el presidente italiano, la patria de Casanova, de los playboys, pudiera decir algo negativo hacia las mujeres ministras?", insistió luego Berlusconi en rueda de prensa con Zapatero.

Ambos abogaron por una política europea de inmigración, a pesar de sus diferentes legislaciones ante este fenómeno, y reclamaron más ayuda de la UE en el control fronterizo.

La inmigración y el compromiso de pedir al G-20 que se impida la especulación con el precio de las materias primas fueron dos de los ejes de la XVI Cumbre bilateral que ambos presidieron en la isla de La Maddalena.

"Por supuesto que podemos y debemos trabajar de manera conjunta en favor de una política de inmigración ordenada", manifestó Zapatero, que evitó comentar las críticas a la política de inmigración que ha recibido el Gobierno italiano, que penaliza la inmigración ilegal y que ha sido acusado de no respetar los derechos de los irregulares que encuentra en aguas internacionales y devuelve a Libia.

Zapatero viajó a La Maddalena acompañado por sus ministros de Economía, Exteriores, Defensa, Fomento, Industria e Interior.

6

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios