Mundo

Italia alaba la "cortesía y cordialidad" de Zapatero

  • El ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, celebra que el presidente español no haya querido opinar en París sobre la polemica que salpica a Berlusconi.

El ministro de Exteriores de Italia, Franco Frattini, destacó "la cortesía y la cordialidad" del presidente del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la cumbre del pasado jueves en Cerdeña con el primer ministro, Silvio Berlusconi, informa La Repubblica.

"Apreciamos la corrección de Zapatero", dijo Frattini refiriéndose a las declaraciones en París del presidente del Gobierno español, quien rechazó comentar la visión de Berlusconi sobre las mujeres porque, dijo, "la cortesía" y el "respeto institucional" obligan a mantener una "política de prudencia" entre Gobiernos.

"Todo el mundo -indicó Zapatero- conoce mis opiniones sobre los derechos de igualdad y la cortesía y el respeto institucional hacen obligado entre Gobiernos mantener esa política de prudencia".

Zapatero compareció el pasado jueves en rueda de prensa en La Maddalena (Cerdeña) junto a Berlusconi, quien dedicó buena parte de sus intervenciones a comentar y elogiar la belleza de las mujeres y se definió como "un gran amante de la otra mitad del cielo" y se defendió de las acusaciones de que frecuentaba chicas y prostitutas en sus fiestas.

Frattini señala en La Repubblica que en París Zapatero "repitió en público lo que ya había dicho en privado en La Maddalena y en Villa Certosa (la residencia de Berlusconi en Cerdeña). No intentó comentar, como no ha hecho nunca, las cuestiones políticas internas de otro país".

"Más bien -agregó el ministro- se mostró embarazado por aquellas preguntas sobre las prostitutas", que supuestamente frecuenta Berlusconi y que fueron realizadas por un periodista del diario español El País durante la conferencia de prensa.

En opinión del ministro de Exteriores italiano no ha habido un "desencuentro" entre ambos mandatarios. "Absolutamente no. En el pasado sus ministros han estado más locuaces, pero esta vez Zapatero ha estado muy agradable".

Según La Repubblica, Frattini afirmó que "es justo que un jefe de Gobierno extranjero no interfiriera en la política interna italiana, es el abc entre colegas. No se comenta si no hay un problema que le concierna directamente".

Y concluyó: "El jueves por la noche en Villa Certosa, estábamos muy contentos de la cortesía y cordialidad de Zapatero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios