Congreso extraordinario del PP

Soraya se reivindica en las horas decisivas: "Soy la más votada"

  • La candidata a la presidencia del PP asegura que de haber quedado segunda en las primarias se hubiera integrado en la lista de Pablo Casado "si me lo hubiera pedido". Propone a la andaluza Fátima Báñez como secretaria general. 

Comentarios 2

Soraya Sáenz de Santamaría ha sido la primera en tomar la palabra en la segunda y decisiva jornada del congreso extraordinario del PP. Ha pronunciado un discurso marcado por un gesto de cara a la galería al exhibir un abanico con la bandera de España para simbolizar la unidad del partido y su carácter aperturista: "Se abre el abanico y en las varillas se ve que todas siguen siendo firmes". Y lamentó que no se haya formado una candidatura de integración, en referencia a Pablo Casado, que se ha negado a ir en una candidatura encabezada por ella. 

Santamaría propondrá a la onubense Fátima Báñez, ex ministra de Empleo, como secretaria general del PP si gana las votaciones. En su equipo de vocales llevará a la sevillana Virginia Pérez, el catalán Enric Millo, Carlos Rojas, Dolores López, José Luis Ayllón, entre otros. Además, ha anunciado la incorporación de Javier Arenas, Iñigo Méndez de Vigo, Borja Semper, Teófila Martínez, Carmen Fúnez, Belén Bajo y la catalana Alicia Sánchez Camacho, entre otros. 

"He reservado espacio más que suficiente a todas las personas que sean necesarias"

Se refirió continuamente a los afiliados: "Gracias por el tiempo robado a vuestras familias, por las carrera en los aeropuertos y en el AVE". "Este partido es muy grande. En este partido cabemos todos, pero hoy esta sala se ha quedado pequeña".

Fijó la posición del PP que aspira a presidir: "Somos el gran partido del centro derecha europeo, heredero del humanismo cristiano y del liberalismo. Defendemos que la persona es el Centro de la acción política. Somos el partido que defiende la vida, la familia, el protagonismo de la sociedad, la libre iniciativa como fuente de prosperidad, somos el partido que se reconoce en la honradez, en la libertad para vivir".

Se reivindicó como "la más votada por las bases" al recordar el resultado de las primarias del día 5: "Quiero ser la presidenta de todos". "Los afiliados han confiado en mi y os pido a todos vosotros que también lo hagáis", se refirió a los compromisarios. "Los afiliados han visto a mi a uno de los nuestros y me han votado para ganar ganar no sólo este cogeos, sino todas las elecciones que nuestro partido tiene por delante. Las andaluzas, querido Juanma, las europeas, las autonómicas. Me han elegido para ganarle al PSOE y a Pedro Sánchez, para derrotar también a los populistas y a los que quieren romper España".

Aludió a su rival en las urnas, Pablo Casado, que quedó en segundo lugar en las primarias del 5 de julio."Mi legitimidad está con los afiliados", sentenció. "Soy leal y consecuente. No le pido a nadie lo que yo no esté dispuesta a hacer. Si hace 15 días no se me hubiera dado el respaldo mayoritario, os puedo asegurar que yo no estaría en esta tribuna. Estaría en tu lista, Pablo, si me lo hubieras pedido. Todos me conocéis, sabéis quien soy. Soy de provincias como la mayoría de vosotros. Soy persona de palabra. Soy castellano-leonesa. Soy de una familia de clase media, trabajadora, como tantas familias a las que representamos y defendemos. En mi casa, en Valladolid, me enseñaron a que las cosas hay que ganarlas con esfuerzo. He estado donde se me ha pedido: en la sede haciendo papeles, en el congreso haciendo oposición, en el gobierno haciendo país con Mariano Rajoy. He hecho todas las campañas con vosotros. Recuerdo en especial la campaña de 2011, en avanzado en estado de gestación. La tutora de mi hijo dice que le encanta hablar en publico, ha aprendido de vosotros". 

Hizo varias alusiones a las bases y a los militantes: "Nunca podré devolverle al PP todo lo que me ha dado. Juntos hemos vivido momentos difíciles. Soy vuestra compañera, lo he sido siempre y nunca dejaré de serlo. Creo en vosotros, creo en mi partido. El PP es el partido que mas cree en España. No quiero que mi partido se parezca a otra cosa Ni yo quiero parecer otra cosa. Soy Soraya, la del PP"

"No he hecho campaña en contra de nadie, sino a favor del PP. He cumplido mi compromiso. He hecho lo que sé hacer y lo que tenía que hacer. Me presento más consciente que nunca de que nuestro principal valor es la unidad. Unidos hacemos más firmes nuestros principios. Por eso he defendido la integración. No para que mi candidatura tenga más apoyos, sino para que mi partido sea más fuerte La integración exige voluntad de acordar. Todos somos un equipo. Lo éramos hace un mes y seguimos siéndolo. No pregunto ni preguntaré a nadie cuál era la opción que apoyaba. Solo pediré dos cosas: lealtad al partido y ganas de trabajar por él y por España". 

Tuvo guiños claros en asuntos de igualdad. "El PP es el mejor partido para defender la igualdad. Hay buenos ejemplos. Rita Barberá, Soledad [Becerril], Teófila [Martínez], Isabel Tocino, Luisa Fernanda, Ana Pastor y alguien que no se hubiera perdido este congreso por nada del mundo: Loyola de Palacio".

"Hoy no usaré más citas que las que os he oído a vosotros en la calle y en las sedes. Creemos en la unidad de la patria común, en la libertad, en la igualdad de los españoles, creemos en la democracia y en la ley. Creemos en la Constitución como la garantía de la democracia. Estas ideas son patrimonio de todo, no exclusivas de nadie. Este partido lo hemos hecho con el esfuerzo de todos, de abajo a arriba, en toda España. Esta es nuestra fuerza, la fuerza territorial del PP".

Y apuntó a su objetivo de reunirse más veces con los presidentes autonómicos "en una verdadera conferencia territorial". "Quiero un consejo de la España rural, porque yo soy de la España rural, y ahí tienen que estar representados sus alcaldes y sus portavoces, atendidos sus problemas. Quiero que no sintáis nunca solos. El PP es el único partido que está en presente en más d ocho mil municipios de España. Donde hay un concejal del PP hay una bandera de España"."Hay una bandera de España en Irún, en Ceuta en Melilla, en el exterior, en el mundo. Donde hay un afilado del PP están nuestros principios".

Contó una anécdota vivida un fin de semana en la isla de la Graciosa, en Canarias. "Con mi marido y el niño. Poco más de cien habitantes. En esa calle había tres jóvenes de Nuevas Generaciones pidiendo firmas para la prisión permanente revisare. ¡Eso es un partido! No hay otro partido igual, ni otras Nuevas Generaciones iguales. Ese es el PP que yo quiero. Somos un partido nacional y un partido de gobierno, compartimos una misma visión de España y un mismo proyecto de país. No seremos nunca un partido oportunista que dice lo que cree conveniente en cada momento y en cada lugar. Quiero un partido grande en el que no sobra nadie, solo los corruptos". 

"Nunca militaré en otro partido. Moriré siendo del PP". Admitió la pérdida de votos por corruppción: "No puedo cambiar el pasado, pero sí comprometerme a que no vuelva. Tenéis mi palabra. Tolerancia, la nuestra, ninguna, pero inquisición de los demás, tampoco. Ni una lección. Es la hora de reivindicarnos como un partido de gente honrada y de la libertad". Y citó a varios de los cargos públicos asesinados por ETA.

Citó a los presidentes del partido: Fraga, Hernández-Mancha, Aznar y Rajoy. "Estamos aquí para ganar, pido vuestro voto para ganar. No hay más adversarios que la izquierda, el populismo y el independentismo. Tenemos una izquierda más antigua que nunca". Envió un abrazo a su madre, "la más política de mi familia, que aguantó estoicamente" un escrache: "No nos vamos a achantar nunca". 

Se declaró orgullosa de la gestión de Rajoy. "Confío en vuestro apoyo para que este partido pueda hacer lo que mejor sabe hacer: gobernar. Hoy abrimos una nueva etapa en el PP. Quiero estabilidad para España, que sigamos siendo el eje de la vida política española. Me lo ha enseñado Rajoy, al que nunca le he oído hablar mal de un compañero ni en público ni en privado".

Se emocionó al glosar la figura de Rajoy, con el que ha trabajado dieciocho años. "La principal enseñanza que nos deja a todos es la unidad y la independencia del PP. La única tristeza que traigo hoy aquí es no haber traído una candidatura de integración. Probablemente sea yo la responsable". Esta reflexión mereció un largo aplauso. El plenario comenzó a gritar: "¡Unidad, unidad!". 

El inicio de la segunda jornada estuvo marcado por una batalla de aplausos en el comienzo de la segunda jornada del congreso extraordinario del PP. Los partidarios de Soraya Sáenz de Santamaría y de Pablo Casado se han esforzado en tributar las ovaciones más fuertes para exhibir músculo y dar una imagen de triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios