En paralelo · Jornadas técnicas sobre Mario Maya

La Fundación: el legado del maestro

  • Los hijos del bailaor cordobés presentan, junto a José Yáñez, el proyecto de la creación de tres centros de estudios y danza; el objetivo de la iniciativa es promover la cultura y el conocimiento de las artes

El colofón a las jornadas sobre la figura de Mario Maya fue la presentación de la Fundación que toma su nombre. El objetivo con el que nace este proyecto es transmitir lo que el bailaor ha creado durante toda su carrera profesional. José Yáñez, director de la Fundación, dio a conocer la iniciativa, de gran calidad y envergadura, que cuenta con el apoyo indiscutible de su familia y de instituciones públicas. "Nace del legado artístico que Mario nos ha dejado. Marcó un momento de ruptura, fue un creador valiente y transmitió cosas a través del flamenco. Maya abrió nuevos horizontes en la danza", subrayó Yáñez. Por su parte, Manuel Moraga, periodista y conductor de la sesión de la tarde en el Centro Andaluz de Flamenco, recordó que "Maya siempre se consideró un profesional de la cultura, era muy sensible con las artes. Tenía un intenso compromiso con la sociedad y la danza. Fue un gitano atípico, un gitano de posguerra".

La Fundación se va a sustentar en pilares tan básicos como las figuras de sus hijos. Belén, Ostalinda y Mario han tomado la referencia de su padre para crear 'departamentos' de estudio y danza. Cada uno de ellos se encargará de una tarea dentro de esta iniciativa en la que ya están trabajando. Mario (hijo) es el que se ha hecho cargo de la parte de documentación de la Fundación, un trabajo que está desvelando nuevos archivos del bailaor escondidos en su casa. "Hace poco descubrimos en el sótano una grabación de Amargo grabado por la televisión italiana. Es una joya", apostilló Yáñez. De esta forma, tres son los centros que se abrirán bajo el nombre de Mario Maya en tres ciudades andaluzas. Granada, Córdoba y Sevilla serán las privilegiadas que albergarán esta iniciativa cultural.

"Soy una de las orgullosas hijas de Mario Maya". Así se presentó Rosalinda Maya, una joven inquieta en materia de igualdad de derechos en la sociedad. "Tomando como referencia su obra y su persona, la Fundación tiene como uno de sus pilares la lucha por los derechos humanos y más especialmente, los que se refieren a las mujeres gitanas", resaltó Ostalinda, que ya se está encargando de esta 'sección' del proyecto. Investigaciones sobre el flamenco y la comunidad gitana desde una perspectiva de género, son algunas de las acciones que está poniendo en marcha la hija del bailaor. Bajo el sentimiento de universalidad, con el que sostenía Maya todos sus proyectos, se enmarca esta entidad. "Si hay algo que no pretende esta Fundación es ser un centro excluyente. La característica fundamental de Mario era su universalidad y creemos que es de ahí desde donde debe partir y sostenerse el proyecto", recalcó Yáñez.

El compromiso con el arte que marcó la vida del bailaor ha servido para que Belén Maya se haga cargo de la dimensión artística y docente de los centros. "Él tenía mucha ilusión por retomar la formación. La idea de 'estudiar' el flamenco es la herramienta que creía imprescindible para que la danza creciera, que no tuviera límites", señaló la bailaora. Con este objetivo se proyecta la acción de dar una formación en cante, historia del flamenco y de las características básicas sobre iluminación y escenografía. "Quiero que sea como una universidad", apuntó Maya entre risas. Para ello contará con un gran elenco de artistas que formarán parte del 'claustro' docente de la Fundación. "He hecho una lista con nombres de maestros que quiero y quieren estar ahí. Tengo muchas ideas", subrayó Belén. Un gran proyecto que nace con el objetivo de que la figura de Mario Maya permanezca en la memoria, por y para los que aman el flamenco como el maestro cordobés.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios