Abandono de mascotas

Amanda, Athos, Xena... En busca de una familia

  • En verano aumentan considerablemente los abandonos de mascotas

  • La protectora ‘No me abandones’ tiene 80 perros recogidos y 14 en casas de acogida

  • El abandono de animales tiene la consideración de infracción muy grave, cuya sanción puede oscilar entre los 2.001 y 30.000 euros

Uno de los cachorros que vive en la protectora 'No me abandones' que espera adopción.

Uno de los cachorros que vive en la protectora 'No me abandones' que espera adopción. / Vanesa Lobo

El pasado mes de mayo se aprobó la Ley de Bienestar Animal de la Junta de Andalucía, una normativa que implicaba un cambio de enfoque en el tratamiento de perros, gatos y demás animales de compañía. La normativa, que define a las mascotas como “seres sintientes”, recoge que la comunidad ha experimentado un “aumento cuantitativo y cualitativo de animales destinados a la tenencia doméstica”.

Con la nueva ley se pretende promover una conducta más cívica de la ciudadanía en la defensa, protección y bienestar en el marco de una concepción inclusiva de los animales en la sociedad. Tiene como objetivo conseguir el abandono cero y el sacrificio cero, reforzar la necesidad de la identificación y el registro, así como la regulación del control poblacional.

A principios de julio, el delegado de Protección y Bienestar Animal, Rubén Pérez, hizo un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía “para que sean conscientes de lo que supone el abandono animal. Hoy por hoy es el principal problema al que nos enfrentamos muchos ayuntamientos en materia de tenencia responsable de animales”. El Ayuntamiento ya ha activado protocolos entre CMPA y Policía Local, para luchar contra el abandono. Cabe recordar que el abandono, tiene la consideración de infracción muy grave, cuya sanción puede oscilar entre los 2.001 y 30.000 euros.

Conseguir el objetivo de abandono cero no es sólo un gran reto sino que se complica aún más en verano, cuando aumenta considerablemente por las vacaciones. Desde la protectora jerezana ‘No me abandones’ reconocen que “estamos pasando una época dura. La gente no se conciencia en absoluto de qué significa tener un perro”.

Recientemente y en sólo tres recogidas, entraron en la protectora más de 23 cachorros recién nacidos. “Un día llegó un hombre sin recursos diciendo que no podía tener a su perra. ‘Manzana’ –como la llamaron en la protectora– apenas pesaba unos cinco kilos y tuvo 10 cachorros. Imagina cómo entró la pobre”, relata la presidenta del colectivo, Fátima González, quien añade que “otro día nos llamaron diciendo que recogíamos a la perra embarazada o la echaba a la calle. Tuvo otros diez perritos”.

El increíble aumento de perros abandonados, así como las elevadas facturas veterinarias a las que hace frente la protectora, les ha obligado a decir que “ya no podemos más”. “En estos momentos no tenemos más sitio. Es impresionante la falta de conciencia, moral y caridad emocional que hay”, subraya González.

La protectora se ha visto en muy poco tiempo con un montante de facturas de veterinarios que ha hecho temblar al colectivo. 3.000 euros fue la de ‘Mérida’, una perra que atropellaron y la dejaron tirada en el suelo convulsionando. Y así, otras tantas. Además, ‘No me abandones’ sufraga los gastos de los perros que están en casas de acogida. “Parece que no avanzamos y para nosotros es una verdadera angustia tener que decir que no podemos recoger a ninguno más”, apunta González. En estos momentos en la protectora viven 80 perros esperando una familia, y además, tienen 14 en acogida temporal o permanente.

Amanda con 3 meses estaba sola en un carril de campo escondida entre las hierbas. Athos, ya casi con 5 meses, sigue en el refugio esperando una familia. A Bolo lo rescataron en plena autovía, con una delgadez extrema y lleno de bichos. Xena fue rescatada hace pocos meses cedida por la que era en ese momento su familia. Simón es un cachorrón mestizo de galgo que llegó en mayo a la protectora y nadie se ha interesado por él... Son algunas de las historias de perros abandonados que esperan cambiar sus vidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios