Jerez

Agricultores se plantean no sembrar remolacha por las lluvias

  • Algodón, cereales y hortícolas son las alternativas de cultivo por las que, probablemente, optarán los empresarios

Un camión accede a la fábrica el pasado mes de junio tras comenzar la campaña. Un camión accede a la fábrica el pasado mes de junio tras comenzar la campaña.

Un camión accede a la fábrica el pasado mes de junio tras comenzar la campaña. / Miguel Ángel González (Jerez)

Las lluvias están teniendo repercusión directa en la agricultura y ganadería. Además de "retrasar notablemente" la recolección del algodón, otro cultivo tradicional se ve afectado por las aguas caídas recientemente, alerta COAG.

Se trata de la remolacha azucarera, que comienza un nuevo ciclo con la preparación de los terrenos para la siembra. Al retrasarse el algodón y llegar las lluvias al mismo tiempo, a diferencia de otros años, los terrenos no han estado listos para cultivar la remolacha que, normalmente, empieza a sembrarse en octubre y noviembre.

Por este motivo, los remolacheros se encuentran este año en una encrucijada y con el riesgo de cultivar una remolacha tardía, que es menos productiva si el invierno viene con bajas temperaturas, lo que afecta directamente a su desarrollo fenólogico.

Para conseguir una buena producción de remolacha es necesario realizar un alzado lo más profundo posible (35-45 centímetros) para enterrar rastrojos del cultivo anterior, facilitar un buen desarrollo posterior de las raíces y conservar la mayor cantidad posible de agua de lluvia. La labor de alzado se completa con uno o dos pases de grada o cultivador, según las necesidades del terreno, con el objetivo de desmenuzar los terrones formados en el alzado.

Todo este trabajo necesario y previo a la siembra se ve retrasado a causa de las lluvias, por lo que la campaña de remolacha ya empieza este año "con mal pie", con los inconvenientes de una siembra más tardía, lo que se suma a los "ya importantes hándicap" que tienen que sortear los remolacheros, que cada vez son menos en la provincia "ante una rentabilidad que merma año tras año".

Una situación sobre la que COAG ha llamado la atención en numerosas ocasiones, denunciando además los importantes perjuicios económicos que están sufriendo los remolacheros por la discriminación de este cultivo andaluz con respecto al del norte de España en el reparto de las ayudas PAC. Ante este panorama, muchos agricultores de la provincia "están pensando seriamente en no sembrar remolacha" y optar por otros cultivos que generan más expectativas de rentabilidad, por lo que piensan en sembrar algodón, cereales o incluso hortícolas, como alternativas de cultivo por las que, probablemente, optarán algunos de los hasta ahora remolacheros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios