Jerez

El Ayuntamiento de Jerez comprará viviendas para situaciones de emergencia social

  • Saca a licitación pública esta adquisición y a partir de hoy los propietarios interesados pueden presentar sus ofertas

  • Las viviendas tendrán que cumplir una serie de requisitos, entre ellos un precio máximo de 60.000 euros

Laura Álvarez y Ana Hérica Ramos, este miércoles en su comparecencia en el Ayuntamiento. Laura Álvarez y Ana Hérica Ramos, este miércoles en su comparecencia en el Ayuntamiento.

Laura Álvarez y Ana Hérica Ramos, este miércoles en su comparecencia en el Ayuntamiento. / MANUEL ARANDA

El Ayuntamiento saca hoy miércoles a licitación pública la compra de viviendas para destinarlas a integración social,  unas casas que pasarán a formar parte del patrimonio municipal. La teniente de alcaldesa de Economía y Recursos Humanos, Laura Álvarez, ha señalado que esta medida se incluye dentro de la línea 9 de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi) de Jerez 2022 y el gasto asignado para la iniciativa es de 950.000 euros, cofinanciados en un 80% (760.00 euros) con Fondos Europeos y el 20% (190.000 euros) con recursos del actual presupuesto municipal.

El número de viviendas que serán adquiridas por el Ayuntamiento dependerá del precio de las mismas, aunque en el pliego de condiciones se estable que el precio mínimo y máximo será respectivamente de 9.000 euros y 60.000 euros, incluidos todos los gastos. Álvarez explicó que una vez aplicados los criterios de adjudicación previstos en los pliegos de condiciones y en función de los importes propuestos por los vendedores "se adjudicará el mayor número de viviendas posible hasta agotar el referido importe".

Las viviendas tendrán que cumplir una serie de requisitos y características técnicas mínimas que aparecen reflejadas en el pliego de prescripciones técnicas elaborado por el servicio de Patrimonio. Los ofertantes deberán presentar la documentación exigida en el pliego, entre la que se incluye un informe de tasación de la vivienda que será comprobada por los servicios técnicos municipales.

Entre los criterios de adjudicación está el económico, ya que puntuarán las mejores ofertas económicas, es decir, aquellas en las que el metro cuadrado útil sea más bajo.  Se tendrán en cuenta además las características técnicas de las viviendas, aspectos como la accesibilidad, la ubicación, la existencia de agua caliente sanitaria mediante energía solar, el número de estancias principales exteriores a la vía pública, que la cocina esté amueblada y la existencia de plazas de garaje y trastero, entre otros. En cuanto a la ubicación deberán estar en la zona urbana del municipio: distrito Centro, Este, Norte, Sur y Noroeste.

Las viviendas no podrán estar ubicadas en edificios con expedientes incoados por finca en mal estado por la delegación de Urbanismo y tampoco se admitirán viviendas catalogadas como fuera de ordenación.

En la convocatoria de licitación pública se especifica también que las viviendas no podrán ser propiedad de una administración pública ni de entidades públicas o privadas dependientes de ella. Su valor no podrá ser superior al valor del mercado, deberán estar inscritas en el Registro de la Propiedad, estar libres de cargas y gravámenes, no tener arrendatarios ni ocupantes y deberán estar al corriente del pago de la comunidad, del IBI y otros impuestos municipales.

El Ayuntamiento adquirirá finalmente aquellas viviendas que, tras ser declaradas aptas en la fase previa del concurso y habiendo presentado la oferta en la fase de presentación, obtenga las mejores puntuaciones finales. Álvarez indicó que esta licitación ha venido precedida de un proceso  complejo y laborioso,  pero "creo que es un iniciativa que puede tener traslado a otros municipios". Agregó que la demanda de viviendas de emergencia social en Jerez es muy importante y "con esta medida se va a poder dar respuesta a parte de la misma".

A partir de que la licitación se publique hoy en la plataforma de contratación, las personas interesadas pueden presentar su oferta para que su vivienda sea estudiada y catalogada como apta para entrar en la licitación pública. El plazo para presentación de ofertas es de 30 días y tras el mismo,  comenzará "un trabajo arduo y complejo para determinar las viviendas que son aptas, al que tendremos que dedicar personal cualificado. La adjudicación dependerá mucho del estado de esas viviendas, por lo tanto no hay un plazo", manifestó la teniente de alcaldesa.

Un centenar de peticiones de viviendas de emergencia social al mes

Por su parte, la delegada de Igualdad y Vivienda, Ana Hérica Ramos, confirmó que Acción Social tiene mucha demanda de viviendas de emergencia social y "creemos que con esta medida las familias con esas situaciones de extrema necesidad  puedan encontrar en su Ayuntamiento una solución ágil y digna. Esas viviendas van a pasar a ser un recurso que se va a administrar de la forma más justa y digna posible". 

Actualmente el Ayuntamiento dispone de cinco viviendas para emergencia social, y según indicó Ramos, cada mes llegan a los servicios sociales municipales una media de un centenar de peticiones de este tipo de recurso, por alzamientos, desalojos o finalización de contratos de alquiler. De hecho desde 2015 a 2019 se han atendido más de 1.500 necesidades de viviendas de emergencia social. "Nosotros lo primero que pedimos a las familias es que se inscriban en el registro municipal de viviendas como demandantes y ya entonces se valora su situación porque no todas las familias que necesitan vivienda reúnen las características para ser prestatarios de una vivienda social. Se les explica y también estamos haciendo una labor pedagógica, porque lo público no quiere decir gratis y esa labor hay que seguir haciéndola para que realmente estos recursos lleguen a las personas que lo necesitan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios