Jerez

El Ayuntamiento quiere “reforzar el control” de los coches de caballos

  • Luz verde a la aprobación de en torno a 14 licencias para el servicio turístico

  • El gobierno inicia una “nueva etapa” para atender las necesidades y demandas de los cocheros

El presidente de la Asociación de Cocheros, Juan Sambruno, la delegada y un cochero de la parada de El Alcázar. El presidente de la Asociación de Cocheros, Juan Sambruno, la delegada y un cochero de la parada de El Alcázar.

El presidente de la Asociación de Cocheros, Juan Sambruno, la delegada y un cochero de la parada de El Alcázar.

La junta de gobierno local ha dado luz verde a la aprobación de en torno a 14 licencias para el Servicio Turístico de Coches de Caballos en función de la conveniencia del servicio. La delegada de Turismo, Isabel Gallardo, “destaca la especial implicación en este asunto de la junta de gobierno por intentar agilizar los procesos dentro del marco legal y tiene previsto continuar con la resolución de los problemas que somos conscientes afectan a este servicio”.

A partir de la aprobación del expediente que regula la concesión de las licencias del Servicio Turístico de Coches de Caballos, el gobierno local también contempla hacer un seguimiento a los controles de los coches de caballos para “garantizar el cumplimiento de la ordenanza reguladora que vela por la calidad del servicio”.

En cuanto al control de la ordenanza –muy escaso en los últimos años–, el Ayuntamiento tiene previsto “reforzar el control” de las características y condiciones de limpieza de los carruajes, la uniformidad y el vestuario de los conductores, el comportamiento del personal que ofrece el servicio, el cumplimiento de las normas de circulación y el sistema de recogida de excrementos.

En esta misma línea, el gobierno municipal estudia la viabilidad de llevar a cabo la dotación de suministro de agua para caballos con distintas soluciones arquitectónicas con espacios en sombra, a las tres paradas existentes actualmente, ubicadas en la entrada de la Real Escueva, el gobierno local inicia una "nueva etapa" en relación a la gestión del servicio, con el objetivo de atender las necesidades y demandas de los cocheros y mejorar sus condiciones de trabajo, partiendo de la premisa del bienestar animal.

¿Qué regula la ordenanza municipal?

El 6 de enero de 2013 se publicó en el BOP la ordenanza reguladora del servicio turístico de coches de caballos, con el “espíritu” de que la puesta en funcionamiento de este servicio “esté en sintonía con los conceptos de calidad que obligan la tradición ecuestre de la ciudad y de los parámetros de excelencia que se aplican en materia turística, dado el carácter turístico que tiene el servicio que se regula”.

Los solicitantes de licencias deben estar convocados por el órgano competente del Ayuntamiento a una inspección al objeto de proceder a la valoración de distintos aspectos: criterios relativos a las características del carruaje (calidad de las ruedas y la amortiguación, estética del exterior de la caja...), criterios morfológicos, higiénico-sanitarios y de movilidad de las caballerías; criterios relativos a las cuadras que sirven de refugio a los caballos; e incluso la valoración de la asistencia a cursos relacionados con la guarnicionería, cuidado y manejo de caballos.

El artículo 11 especifica que “para garantizar la calidad del servicio, anualmente se efectuará una nueva inspección denominada ordinaria”, y puede ser motivo de revocación y retirada de las licencias el “prestar el servicio con carruaje, caballería o conductor no autorizado”.

Los animales deben tener inspecciones extraordinarias y las caballerías deben ir provistas de un sistema de recogida de excrementos que asegure que no se depositan en la vía pública, tanto mientras se encuentran en circulación como cuando están en las paradas.

Los conductores deben llevar “en todo momento” a bordo del carruaje documentos como: la póliza de seguro de viajeros y de daños a terceros; permiso municipal que lo acredita como conductor de coches de caballos; y el justificante de pago de la tasa por concesión o renovación de licencia, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios