VENDIMIA

Barbadillo espera recolectar cerca de ocho millones de kilos de uva

  • Las previsiones apuntan a entre un 20 y un 25% menos que el pasado año debido a las escasas lluvias

Una mujer en la vendimia en Gibalbín, en una anterior campaña. Una mujer en la vendimia en Gibalbín, en una anterior campaña.

Una mujer en la vendimia en Gibalbín, en una anterior campaña. / MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

Comentarios 0

Las bodegas Barbadillo de Sanlúcar se encuentran en plena campaña de recolección de sus distintas variedades de uva,  comenzando por las blancas Chardonnay, Sauvignon Blanc, Moscatel y Verdejo, y finalizando con uva Palomino Fino, de la que se espera extraer aproximadamente unos ocho millones de kilos de uva de gran calidad.

Según informa la bodega, parte de estas últimas, la uva proviene de las fincas propiedad de Barbadillo, Santa Lucía y Gibalbín, mientras que el resto de la cosecha se recolectará de las viñas de mayor calidad del marco, ubicadas en pagos de Jerez y Sanlúcar.

Asimismo, esta selección de viñas se hace sobre una treintena de viticultores seleccionados que siguen los parámetros establecidos por los equipos de enología y viticultura de la bodega. La cosecha 2019 ha estado marcada por una pluviometría de aproximadamente 400 litros de agua por metro cuadrado, habiendo sido las lluvias más significativas en otoño de 2018.

La directora técnica de Barbadillo, Montse Molina, señala que hay "una muy buena sanidad, debido a una primavera sin mucha humedad" y añade que "la maduración ha sido rápida en los varietales blancos, permitiendo tener buen grado y buena acidez, ideal para los vinos blancos y frescos que tenemos que elaborar".

Las previsiones apuntan a poder recoger entre un 20% y un 25% menos que el año pasado, debido a las escasas lluvias, "aunque el producto es de calidad, pues las temperaturas no han sido demasiado altas y el verano ha sido más fresco de lo habitual". Junto a ello, la menor incidencia del viento de levante ha permitido una mejor maduración de la uva.

La bodega subraya que de la variedad de Palomino Fino saldrán los mostos utilizados como base para elaborar el Castillo de San Diego, conocido por todos simplemente como Barbadillo, y las manzanillas de esta bodega sanluqueña, como Solear, Solear pasada en rama Saca Estacional, Pastora y Nave Trinidad.

Esta variedad, en combinación con la uva Chardonnay, permite elaborar Beta y Beta Sur, los 'bruts' de Barbadillo, mientras que la uva Sauvignon blanc y Verdejo son las elegidas para elaborar Barbadillo Blanco de Blancos. No obstante, la uva Verdejo recolectada en esta cosecha también se utilizará para producir un nuevo blanco de la tierra de Cádiz, Erytea.

Por otro lado, en cuanto a las variedades tintas, la vendimia comenzó a mediados de agosto. Las uvas Merlot, Syrah, Tintilla de Rota, Petit Verdot y Temparnillo serán usadas para la elaboración de los tintos de la Tierra de Cádiz Nude, Quadis y Gibalbín, con una previsión por parte de la bodega de recoger más de 600.000 kilos.

El volumen alcohólico de las viñas cosechadas tiene, por el momento, un grado probable de 12% de volumen de alcohol, que permitirá la 2elaboración de nuestros mejores vinos dirigidos a consumidores cada vez más exigentes en sus gustos", destaca la bodega.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios