Auditoría financiera La Cámara de Cuentas analizará la gestión económica del Ayuntamiento en 2018

  • El órgano fiscalizador también estudiará si el Ayuntamiento cumplía con las medidas de seguridad antes del ciberataque

  • La auditoría, cuyos estudios previos se iniciaron en septiembre de 2019, se ha retrasado por la pandemia y el ataque cibernético a los servidores municipales

  • El gobierno municipal le reprocha al órgano independiente que haga público ahora el inicio de la fiscalización

La alcaldesa, Mamen Sánchez, con Santiago Galván (anterior delegado de Economía) y Laura Álvarez, durante un pleno en 2016. La alcaldesa, Mamen Sánchez, con Santiago Galván (anterior delegado de Economía) y Laura Álvarez, durante un pleno en 2016.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, con Santiago Galván (anterior delegado de Economía) y Laura Álvarez, durante un pleno en 2016. / Vanesa Lobo

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha iniciado la fiscalización de la gestión económica del gobierno municipal en 2018, unos trabajos que se complementarán con una auditoría sobre la situación de los sistemas informáticos municipales antes y después del ciberataque sufrido a principios de octubre de 2019.

El órgano fiscalizador anunció este martes el “comienzo de la fiscalización” de determinadas áreas municipales en 2018. Se analizará ese año puesto que fue en septiembre de 2019 cuando se le notificó al Consistorio la apertura de la auditoría. Es más, en octubre de ese mes se hicieron las primeras solicitudes de documentación. Según el plan inicial, los trabajos fiscalizadores deberían haber acabado el pasado año y se debería haber publicado un informe preliminar en diciembre. Sin embargo, el ciberataque y la pandemia del coronavirus dieron al traste con esta previsión y han hecho que ahora se inicien los trabajos de auditoría.

No obstante, esta auditoría financiera se realiza con varios años de retraso. En la memoria de actividades de la Cámara correspondiente al año 2013, ya se recogía la intención de realizar una fiscalización de determinadas áreas municipales en 2014. Sin embargo, esta no llegó a realizarse. Cuatro años más tarde, en la previsión de trabajos para 2018 se volvió a contemplar, pero esta reprogramó a 2019, año en el que comenzaron los trabajos previos, tal y como se recoge en las memorias del órgano fiscalizador andaluz. 

Ahora bien, poco después de conocerse el inicio de la fiscalización, el gobierno municipal cuestionó el anuncio realizado por este organismo al considerar que es "una situación muy extraña” que se haga público ahora el inicio de la fiscalización cuando, a su entender, se iniciaron en 2019 y que en este tiempo se le ha remitido información, según lo apuntado por la delegada de Economía, Laura Álvarez. De hecho, la edil acusó al órgano fiscalizador independiente de "no haber procedido de manera correcta con el Ayuntamiento de Jerez" e, incluso, puso en duda su independencia dejando entrever que está "instrumentalizada" por el PP. 

En cambio, fuentes de la Cámara de Cuentas de Andalucía explicaron a este periódico que en septiembre de 2019 se inició el estudio previo del Ayuntamiento, momento en el que se hicieron las primeras solicitudes de documentación para conocer su situación económico-financiera. Tras esto se elaboraron las directrices técnicas, el documento que establece el marco de análisis de la futura auditoría. Con posterioridad, este instrumento pasó al pleno de la Cámara de Cuentas para realizar las últimas correcciones y aprobarlo a finales de diciembre. Una vez superado los últimos trámites internos, según explican estas mismas fuentes, se han iniciado los trabajos de "fiscalización" propiamente dichos, de ahí que se haya anunciado ahora esta decisión. 

Estas mismas fuentes explicaron que próximamente los auditores designados para este expediente se volverán a poner en contacto con el Ayuntamiento para el inicio de sus actuaciones y para solicitar documentación con la que elaborar su análisis. Se estima que sus trabajos se puedan alargar en torno a un año, aunque la labor también se puede ver alterada por la evolución de la pandemia.

El informe analizará la situación económico-financiera del Ayuntamiento en el año 2018. Para ello se va a realizar una auditoría del presupuesto, de las modificaciones realizadas en las previsiones así como de las cuentas aprobadas. También se analizarán los sistemas que hay para el control de los gastos e ingresos, la situación de la deuda municipal, el cumplimiento de los objetivos de estabilidad así como el estado del remanente de tesorería. En definitiva, se hará un examen a la gestión económica del gobierno en ese año.

Incluso, se pormenizará en el gasto de personal así como en el análisis de las retribuciones del personal municipal, un asunto bastante polémico ya que el ejecutivo lleva años enfrentando con los sindicatos por los sobresueldos y acumulación de funciones que perciben algunos altos cargos.

Ahora bien, la Cámara de Cuentas auditará también el estado de los servicios informáticos municipales dado que sus trabajos previos se vieron interrumpidos por el ciberataque que sufrieron los servidores municipales en la madrugada del 2 de octubre de 2019. Así, se pretende analizar si, antes de este grave incidente, el Ayuntamiento cumplía con la normativa de seguridad que se le exige a las administraciones públicas para la salvaguarda de los datos personales, así como la efectividad de las medidas adoptadas tras este ataque.

Esta será la primera vez que la Cámara realice una auditoría financiera sobre las cuentas anuales y estados financieros del Ayuntamiento jerezano. Sí es cierto que en años precedentes analizó determinados aspectos contables como los fondos líquidos (en 2012) o el habitual análisis anual de rendición de cuentas. Ahora bien, en 1998, la desaparecida Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) fue objeto de examen por parte de este órgano. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios