Presentación de la memoria anual, enmarcada en el Día de la Caridad

Cáritas atendió durante 2019 a 19.876 personas y alerta de que la "exclusión social se ha enquistado"

  • Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez invirtió el año pasado más de dos millones de euros en el desarrollo de su acción

El director de Cáritas en Jerez, Juan Pérez, junto a monseñor José Mazuelo, en la presentación de la memoria de 2019. El director de Cáritas en Jerez, Juan Pérez, junto a monseñor José Mazuelo, en la presentación de la memoria de 2019.

El director de Cáritas en Jerez, Juan Pérez, junto a monseñor José Mazuelo, en la presentación de la memoria de 2019.

Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez ha presentado este jueves su memoria anual 2019 enmarcada en el Día de la Caridad, que este año lleva como lema 'El poder de cada persona. Cada gesto cuenta'. Los datos de la memoria se enmarcan en un escenario en el que, tal y como indican los VIII Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en España, la situación ha mejorado, pero la recuperación económica no alcanza los niveles previos a la crisis en 2007. Además "la exclusión social se ha enquistado" y, a pesar de la recuperación del desempleo, "la precariedad e inestabilidad laboral hace que se asuma el empleo como un privilegio y no como un derecho".

Ante esta radiografía de una sociedad frágil, la crisis producida por el Covid-19, "no es de extrañar que haya empeorado significativamente las condiciones de vida de las familias más vulnerables". De hecho, la investigación 'La crisis de la Covid-19. El primer impacto en las familias acompañadas por Cáritas', elaborada por el Equipo de Estudios de Cáritas Española, insiste en cómo una emergencia, en un inicio de naturaleza eminentemente sanitaria, se ha convertido en solo unas semanas en una crisis de hondo calado social.

A nivel Diocesano, Cáritas ya anticipó hace unas semanas que ha duplicado su intervención desde que se decretó el estado de alarma para cubrir necesidades básicas de familias vulnerables de la Diócesis. El 70% de las familias que llamaron a las líneas de teléfono de emergencia habilitadas, no había acudido nunca a Cáritas con anterioridad o no lo había hecho en los últimos cinco años, lo que refleja que esta crisis ha llevado a una situación límite a muchas personas. Además, el 90% de las solicitudes de ayuda eran para cobertura de necesidades básicas, específicamente para alimentación, higiene personal y limpieza doméstica.

Durante 2019, la acción de Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez se dirigió a un total de 19.876 personas beneficiarias, de las que 8.546 pertenecen al término municipal de Jerez. En cuanto al perfil de las personas atendidas, el 66% son mujeres, el 85% son de nacionalidad española, y casi el 70% se encuentran en la franja de entre 30 a 64 años.

En relación a los datos económicos, Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez invirtió en 2019 un total de 2.448.880 euros en el desarrollo de su acción. Se mantuvo la inversión significativa en el ámbito del Empleo, aumentaron las aportaciones de socios y donantes que representan un 31% del presupuesto total, así como las donaciones en especie, y disminuyeron las subvenciones públicas y privadas.

En cuanto a las demandas, cabe destacar que el primer lugar lo ocupan las necesidades básicas (72,44%), seguidas por la escucha, ayuda e información (33,32%), los gastos derivados de vivienda y recibos (23,78%) y el empleo y la formación (21,97%).

Durante el pasado año, Cáritas Diocesana, a través de sus proyectos dirigidos a mayores acompañó a 101 personas, en los de Mujer y Familia a 188, a través del programa de Infancia y Juventud trabajamos con 170 menores y el proyecto de Personas sin Hogar atendió a 74 personas. Asimismo, el pasado año contamos con la colaboración de 815 socios y donantes, 827 personas voluntarias y 135 empresas y entidades colaboradoras.

A través del programa de Empleo, se acompañó a 679 personas, tanto en orientación e intermediación laboral como en formación. Se impartieron 17 acciones formativas y, del total de beneficiarios del área de Empleo, un 11% logró acceder a un puesto de trabajo, ya que se facilitó la inserción de 72 personas con contrato de trabajo.

En cuanto a las cifras de la empresa constituida por Cáritas Diocesana, Casa Común S.L.U, el pasado año se insertaron 10 personas y en el ámbito del reciclaje textil, se recogieron 278 toneladas de ropa de 63 contenedores ubicados en la Diócesis. Dicha empresa cuenta con una nave de tratamiento textil, tres huertos de producción agrícola, un taller de restauración de muebles y dos tiendas, 'Cuatro Corazones' (C/Madre de Dios, nº 2) y Moda re- (C/Algarve, nº 16).

Con motivo de la presentación anual de la actividad de Cáritas Diocesana, monseñor José Mazuelos, obispo de Asidonia-Jerez ha destacado que “Cáritas está viva, funciona bien y trabaja en comunión con todos los organismos de la iglesia”. Asimismo, ha hecho hincapié en que “las instituciones dan poco pero los fieles siguen aportando con la doble x en su declaración para temas sociales, para la Iglesia y para Cáritas”. Ha añadido que “la fuerza de Cáritas son los voluntarios y las voluntarias, por eso me gusta realzar y resaltar ese presupuesto que no sale, el tiempo, la sabiduría, la inteligencia, las manos del voluntariado que está haciendo rica a Cáritas en generosidad, en donaciones y en atención a los más pobres”.

Asimismo, Juan Pérez, director de Cáritas Diocesana, ha insistido en que “el panorama de 2020, con la situación producida por el coronavirus, no va a tener nada que ver con los datos presentados del pasado año y tendremos que salir al paso de lo que se viene porque, solo en los primeros meses de la pandemia, ha crecido al doble la demanda de ayuda”. También ha destacado que “para afrontar todo esto necesitamos seguir contando con la colaboración de socios, donantes y también con las aportaciones de la Administración que esperamos que en esta situación nos presten su apoyo y se incrementen las partidas a entidades como Cáritas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios