DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Jerez

Consejos para las familias con niños durante el aislamiento por el coronavirus

  • La psicóloga infanto-juvenil Raquel Vega da orientaciones para mejorar la convivencia en casa

Un niño haciendo la tarea del colegio en casa. Un niño haciendo la tarea del colegio en casa.

Un niño haciendo la tarea del colegio en casa. / Manuel Aranda

Facilitar que los niños expresen sentimientos, organización del tiempo en casa, dar información sobre lo que está ocurriendo, permitir que se sigan socializando (videollamadas, skype...), estructurar el trabajo académico y fomentar actividades de juego y ocio educativo son las orientaciones básicas para ayudar a las familias a pasar estos días en casa con los niños. 

El aislamiento por el coronavirus está siendo todo un reto para las familias con menores. Raquel Vega es psicóloga general sanitaria con especialidad en infanto-juvenil y subraya que a nivel emocional "es fundamental facilitar que los niños se expresen". "Muchas veces con el paso de los días no entienden que la situación no cambie, tienen miedo a que les pase algo. No ven a sus abuelos o amigos y eso también puede generar cierto temor. Es interesante que los padres les pregunten cómo se sienten, preguntarles qué cosas quieren hacer cuando esto termine, poner objetivos a largo plazo que sean positivos", declara Vega. 

No es lo mismo afrontar esta situación con un niño de 3 años que con uno de 7. Partiendo de esta premisa, hay algo que les une: si notan nerviosismo en casa, se pondrán nerviosos. "Los niños pueden tener nerviosismo porque no entienden la situación, es una situación nueva para todos y a veces los adultos nos mostramos nerviosos y los niños lo identifican. Es como volar en un avión, los niños normalmente no tienen ningún problema pero si ven que los adultos están tensos, se contagian", explica la psicóloga. 

Especialmente para los niños escolarizados es bueno mantener una rutina. "Tener unas normas flexibles y  diferenciar los fines de semana de los días laborables. No es bueno que el niño haga lo que quiera durante todo el día, porque al final conseguiremos que el niño se aburra y 'moleste' más porque no sabe qué debe hacer. En esta estructuración del día es bueno que ellos decidan alguna actividad: 'este rato es libre, ¿qué te apetece hacer?'", recalca Vega. 

"También es bueno que colaboren en la casa (poner la mesa, quitarla...) así también se sienten útiles. Hay que tener en cuenta que la escuela es una fuente de autoestima muy grande y en casa hay que seguir trabajando ese tipo de cosas", añade la profesional. 

"Para los más pequeños es muy importante dibujar, intentar un dibujo al día, y siempre dentro de las restricciones y las particularidades de cada familia, que hagan alguna actividad al aire libre. Es importante también estructurar los juegos y que vean películas. No pasa nada por ver un poco de televisión, él desconecta y los padres también se relajan", subraya Vega. 

Para superar con éxito este confinamiento con adolescentes en casa esta psicóloga recalca que hay que dejarles su 'espacio'. Vega lo explica así: "Me he encontrado familias que quieren hacer todo el día todo juntos, y hay que dar espacio a la individualidad. Hay que dejar que hablen con sus amigos, no entrar en su cuarto sin llamar... Ellos están en una etapa que necesitan privacidad y si nos estamos metiendo mucho tiempo en sus asuntos puede ser que tengamos más conductas disruptivas".

¿Qué ocurre cuando los padres teletrabajan? Vega aconseja que "lo primero es intentar ser flexible". "Si los padres tienen que teletrabajar a las mismas horas, algo bastante habitual, hay que intentar no tener los descansos al mismo tiempo, cada cierto tiempo dedicarle diez o quince minutos al niño para ver cómo está, cómo lleva las tareas... Depende mucho de la edad del hijo, pero la flexibilidad es muy importante y muy necesaria".

La sobreinformación no beneficia a mantener un estado de calma en los hogares. Vega señala al respecto que "es bueno explicarles toda la situación, no tener todo el día la televisión puesta y no hablar en la cocina escondidos, porque en la medida que intentamos evitarles un sufrimiento, le estamos generando cierta incertidumbre que, según la edad, podrán entender o no". 

Seguir socializándose es vital para los niños aunque estén en aislamiento. Esta psicóloga declara que "me parece muy importante que sigan hablando con niños, que el hecho de que se queden en casa no signifique que no tengan socialización. Que hagan videollamadas, que hablen, que jueguen con el amigo al otro lado de la red". Y sobre los juegos Vega explica además que "es bueno estructurárselos, que no tengan la sensación de que el tiempo pasa lento. Es bueno también tener actividades preparadas porque les dará la impresión de que no estamos de vacaciones, que no se puede estar todo el día sin hacer nada o haciendo lo que queremos". 

"Muchos se adaptan bien porque están contentos de pasar más tiempo con sus padres, porque por el trabajo a veces no tenemos ese tiempo en familia", reconoce la profesional, quien añade que "es una situación que incluso para nosotros es nueva, nadie la había vivido esta situación, pero  los niños nos están sorprendiendo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios