Jerez

La Guardia Civil, el Vino y el Brandy de Jerez, juntos contra el fraude

  • Los Consejos Reguladores y la Benemérita refuerzan su alianza en defensa de los productos del Marco de Jerez con calidad diferenciada

  • Unos cuarenta agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Cádiz participan en una jornada técnica de formación organizada por los consejos del Vino y el Brandy de Jerez

Agentes de la Guardia Civil en la jornada técnica de formación celebrada en la sede del Consejo Regulador Agentes de la Guardia Civil en la jornada técnica de formación celebrada en la sede del Consejo Regulador

Agentes de la Guardia Civil en la jornada técnica de formación celebrada en la sede del Consejo Regulador / Pascual

El vino de Jerez tiene un largo historial de lucha contra el fraude, materia para la que el Consejo Regulador cuenta en la actualidad con la colaboración de las instituciones públicas, y lo que es más importante, de la Guardia Civil. La defensa contra las usurpaciones es uno de los principales cometidos de los consejos reguladores que amparan productos de calidad diferenciada, entre ellos los del Marco de Jerez, ejes de la jornada técnica celebrada este miércoles en la bodega de San Ginés con la participación de cerca de medio centenar de agentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Cádiz.

Esta jornada se enmarca en el Procedimiento Operativo de Colaboración suscrito entre la Benemérita y la asociación Origen España en 2016 y ha servido de escenario para la presentación del Plan Confía, cuyo objetivo es agilizar y mejorar la comunicación entre ambas Instituciones para lograr una mayor eficiencia en la investigación de actividades ilícitas en este ámbito, garantizando así la seguridad alimentaria, la salud pública y los derechos de los consumidores. La inauguración corrió a cargo del subdelegado del Gobierno en la provincia, José Pacheco, el coronel jefe de la Guardia Civil de Cádiz, Jesús Núñez, y los presidentes de los Consejos Reguladores del Vino, Beltrán Domecq, y el Brandy, Evaristo Babé.

“La formación es fundamental en la lucha contra el fraude” y con estas jornadas “se trata de avanzar en la colaboración que desde hace mucho tiempo tenemos con la Guardia Civil, pues aunque hay unidades, como el Seprona, que tienen que ver con el consumo, vimos la necesidad de que el resto de unidades como la fiscal o el grupo Roca, también tuvieran un conocimiento básico sobre la problemática en las Denominaciones de Origen”, explicó el director general de los Consejos Reguladores, César Saldaña.

La jornada ha estado dedicada expresamente a las bebidas alcohólicas amparadas, en este caso vino de Jerez, Manzanilla y Brandy de Jerez, si bien está previsto celebrar más adelante una nueva cita en torno al Vinagre de Jerez, el aceite y otros productos protegidos por indicaciones de calidad como la melva y la caballa.

El propio Saladaña hizo una introducción sobre los productos con calidad diferenciada antes de que el responsable del órgano de control y certificación del Consejo Regulador, Víctor Carrascal, abordara las cuestiones de fraude que más preocupan a la institución.

Según el director del Consejo, “cuando confrontamos el tema de fraudes en DDOO de bebidas con otros fraudes que pueden afectar a lo sanitario, parece que tienen menos importancia, que no estamos hablando de la salud, pero muchas veces nos encontramos que quien comete fraude a la Denominación de Origen, después de obviar los controles del Consejo Regulador entra en el mundo de la ilegalidad, y también obvia los controles sanitarios, evita cualquier tipo de control fiscal...”.

De hecho, así se ha demostrado en anteriores actuaciones realizadas en el marco de esta colaboración, caso de las operaciones Resaca I y Resaca II, a través de la que el Seprona de la Guardia Civil de Cádiz, en colaboración de la Consejería de Salud y el Consejo del Vino de Jerez, intervino más de 41.000 litros de vinos falsificados con denominación ‘Jerez-Xérés-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar, así como cerca de 200 litros de alcoholes y esencias. Al responsable de la bodega clandestina detectada en Sanlúcar y clausurada en dos ocasiones se le imputaron delitos contra la propiedad industrial y fraude al consumidor, al tiempo que se le impusieron numerosas sanciones por las deficiencias higiénico sanitarias de elaboración, conservación y envasado de los productos.

Saldaña subrayó la importancia de estas actuaciones, toda vez que recordó que la actuación del Consejo se limita a las bodegas inscritas, mientras que la Guardia Civil, “a parte de la inmediatez, también tiene visibilidad”, si bien destacó que, “ahora que vienen las ferias, que en años anteriores hemos visto que son unas fiestas delicadas, es más un tema de prevención que de represión”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios