Economía municipal

Hacienda autoriza a liquidar la deuda del Ayuntamiento con el Estado con un préstamo

  • El débito con Seguridad Social y Agencia Tributaria ronda actualmente los 92,9 millones

  • El ejecutivo iniciará este martes los contactos con parte de la oposición para tratar de sacar adelante el presupuesto de este año

La delegada de Economía, Laura Álvarez, durante el pleno celebrado en febrero.

La delegada de Economía, Laura Álvarez, durante el pleno celebrado en febrero. / Manuel Aranda

El Ministerio de Hacienda dio la pasada semana el visto bueno para que el Ayuntamiento pueda liquidar la deuda que arrastra desde hace años con la Tesorería de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, y que ascendía a 92,9 millones de euros a finales del pasado año, mediante un préstamo vinculado al fondo que el Gobierno central destina a las entidades locales con problemas financieros (los llamados fondos de ordenación). Esta autorización ha provocado, a su vez, que a partir de este martes el ejecutivo inicie los contactos con algunos grupos municipales para empezar a negociar el presupuesto de este año.

El anuncio fue realizado por la delegada de Economía, Laura Álvarez, durante la presentación de unas acciones formativas que se financiarán con los fondos europeos Edusi. Tal y como se conoció hace unos meses, en los Presupuestos Generales del Estado de este año se incluyó una disposición adicional con la que se permitirá liquidar con un crédito la deuda que tienen los Consistorios con el Estado. Esta medida de ayuda llevaba varios años reclamándola el ejecutivo municipal para tratar de reducir las obligaciones de pago que tiene que atender mensualmente y, de paso, ahorrarse una importante cuantía en intereses.

En 2013, con María José García-Pelayo de alcaldesa, el Gobierno central y el Ayuntamiento acordaron un calendario de pagos para liquidar esta deuda que arrastraba el Consistorio por los impagos que llevaba arrastrando por los costes sociales de la plantilla y varios impuestos de cobro estatal. En aquel momento, el adeudo superaba los 134 millones de euros por lo que se acordó con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria un calendario de pagos con cuotas mensuales que iban incrementándose mes a mes (tanto de amortización como pago de intereses) hasta su liquidación en 2023.

Por lo tanto, unos pagos que comenzaron siendo de 300.000 euros mensuales ahora ya superan a día de hoy los 2,4 millones, unos importes que seguirían aumentando mes a mes hasta la liquidación del débito. De este importe, unos 657.000 euros corresponden a intereses en este momento. Con esta operación, el Ayuntamiento aglutinará en un préstamo el adeudo pendiente (unos 92,9 millones de euros, según los datos facilitados por la Delegación de Economía) que podrá liquidar en un plazo de 10 años, con dos de carencia.

La delegada de Economía incidió en que este préstamo, que no conllevará un "aumento de la deuda” (en el balance pasará de la cuenta de los acreedores públicos al pasivo a largo plazo), permitirá pagar unos intereses más bajos y, de paso “tener más liquidez para atender con mayor agilidad el pago a proveedores”. El gobierno municipal tiene de plazo este mes para aprobar la operación crediticia en el pleno municipal (que conlleva una modificación del plan de ajuste).

En este sentido, calificó el acuerdo vigente como una “soga al cuello” al asegurar que el Ayuntamiento “está pagando todo y asumiendo un fraccionamiento” generado por “gobiernos anteriores a este” y que le está impidiendo “agilizar el pago a proveedores".

Vía libre para negociar el presupuesto

Como consecuencia de este visto bueno al préstamo para atender la deuda estatal, la Delegación de Economía ya ha previsto el inicio de los contactos con algunos grupos políticos de la oposición para empezar a negociar el presupuesto de este año. El ejecutivo entendía que hasta ahora no podía hacer una previsión contable fiable hasta saber si podía acogerse a esta línea de ayuda.

De hecho, Laura Álvarez apuntó que este martes la alcaldesa, Mamen Sánchez, tiene previsto mantener los primeros encuentros con grupos políticos para empezar a alcanzar algún tipo de acuerdo sobre el documento contable de este ejercicio.

Por el momento, mucho tendrán que cambiar las cosas para que el PSOE y Adelante reediten el acuerdo alcanzado en el presupuesto del año pasado, teniendo en cuenta que Izquierda Unida anunció meses atrás la ruptura de relaciones con el ejecutivo tras el traspaso de la gestión del servicio de aguas en Torrecera a la empresa Aquajerez. 

Mientras, Ganemos Jerez sigue manteniendo su disposición a alcanzar acuerdos con el PSOE, aunque en el pasado debate del estado de la ciudad conminó al equipo de gobierno a reconstruir los puentes de diálogo con las formaciones de izquierdas.

Finalmente, Ciudadanos también se ha ofrecido a alcanzar acuerdos una vez rotas las relaciones del ejecutivo municipal con Adelante Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios