Sucesos

Intentan atracar la oficina de Unicaja de la avenida Ingeniero Ángel Mayo

  • El atracador, que portaba una lata cortada, intentó agredir a una de las empleadas

Un empleado informa esta mañana a un cliente que la oficina está cerrada. Un empleado informa esta mañana a un cliente que la oficina está cerrada.

Un empleado informa esta mañana a un cliente que la oficina está cerrada. / PASCUAL

Los hechos sucedieron en la mañana de este pasado martes, en torno a las 11:00 horas, en la sucursal de Unicaja situada en la avenida Ingeniero Ángel Mayo, cuando un varón de unos 50 años entró en las oficinas de la mencionada entidad bancaria con la intención de cometer un robo. El individuo se presentó en la sucursal con una lata de refresco cortada, objeto con el que amenazó a los empleados y clientes que en ese momento se encontraban en la oficina. Incluso, el atracador intentó agredir con dicho objeto a una de las empleadas, según cuenta una fuente a este medio, aunque no llegó a cometer dicha agresión.

La Policía Nacional recibió el aviso de lo que estaba ocurriendo a los pocos minutos de producirse el suceso y dos unidades se trasladaron al lugar de forma inmediata. Cuando se personaron en el lugar, el autor del atraco se encontraba en su interior y los agentes redujeron a este varón en la misma sucursal, frustrando así el robo.

Varias fuentes informan que el atracador no se hizo con la más mínima cantidad de dinero y la rápida actuación policial evitó que el susodicho cumpliera su fin. También se descarta que entrara con algún tipo de cuchillo y mucho menos con una pistola. Lo que sí portaba era un objeto punzante, formado con una lata de refresco, que utilizó para amenazar a los que se encontraban en el interior de la sucursal.

La Policía Nacional procedió acto seguido a su detención, llevándolo directamente a comisaría a la espera de ser puesto a disposición judicial. Durante el día de hoy, o mañana a lo sumo, el detenido será puesto ante el juez. “Normalmente es al día siguiente de su detención, pero al ser un caso más grave se está investigando a fondo el expediente de este varón, para comprobar si ha cometido este tipo de actos con anterioridad”, explican fuentes policiales.

La sucursal de Unicaja, lugar donde sucedió todo, quedó cerrada al público momentáneamente minutos después del robo frustrado, aunque a partir de las 12:15 comenzaron a funcionar de nuevo con normalidad y el tránsito de clientes era como el de un día cualquiera. Al final, todo quedó en un susto para los trabajadores y clientes de Unicaja en la jornada de este pasado martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios