Jerez

Jornada negra en las Urgencias del hospital de Jerez

  • La falta de camas provoca de nuevo la saturación del servicio, en medio de la indignación de usuarios que pasaron hasta 24 horas en estas instalaciones

  • El SAS habla de "hiperfrecuentación" y atribuye la situación a que se está incrementando la actividad quirúrgica programada

Una ambulancia traslada a una paciente en la puerta del hospital de Jerez. Una ambulancia traslada a una paciente en la puerta del hospital de Jerez.

Una ambulancia traslada a una paciente en la puerta del hospital de Jerez. / PASCUAL

Un día después de que el SAS defendiese "la intensa y efectiva" gestión de camas que se está haciendo en el hospital de Jerez, llegando a asegurar que los pacientes que precisan ingreso esperan un tiempo razonable en el servicio de Urgencias, hoy ha tenido que admitir la saturación de estas instalaciones, aunque para ello emplea el término "situación de hiperfrecuentación". A mediodía de hoy miercóles había pacientes en salas llenas de Urgencias que llevaban cerca de 24 horas esperando a que hubiese camas libres, en medio de una creciente indignación que provocó que varios usuarios presentasen la correspondiente reclamación en el centro sanitario.

El SAS salió al paso de estas nuevas denuncias, tras la que se hizo pública por parte de un usuario este martes, diciendo que en la madrugada de hoy y a primeras horas de la mañana se había experimentado "una situación de hiperfrecuentación", que, según la administración sanitaria, a primeras horas de la tarde, ya había remitido. No obstante, muchos pacientes habían ingresado a última hora de la mañana del martes, sin que por la noche se les hubiese pasado aún a planta.

La explicación del SAS es que el hospital ha incrementado la actividad quirúrgica programada a partir de septiembre. "El incremento de intervenciones genera más ingresos y de una mayor duración, por lo que puede generar demoras en el acceso a plantas desde Urgencias". En definitiva, una clarísima falta de camas, y posiblemente también de personal, aunque el SAS no llega a mencionar esta causa explícitamente.

Tras el cierre de camas por el plan de vacaciones del verano, un total de 80, el SAS no aclara si ya se ha abierto alguna y recuerda sólo que las plantas de Cardiología y Medicina Interna son objeto de obras de adecuación y modernización "absolutamente necesarias y que su apertura, prevista dentro de un mes, supondrá una mayor normalización del centro".

El SAS insiste en que el hospital analiza y gestiona todas las mañanas el estado de los ingresos, "lo que ha permitido detectar hoy la citada circunstancia". Agrega que la Comisión de Camas se vuelca en la atención a los pacientes en función de su gravedad y prioriza, con criterios clínicos, unos ingresos frente a otros. "Hay que recalcar que mientras no se produce el ingreso, los pacientes son atendidos en camas o sillones en Urgencias por el personal de este servicio, profesionales perfectamente preparados para esta labor", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios