Un cocodrilo en Jerez

'Juancho', el inquilino de la laguna de Torrox

  • La historia del reptil que, a finales del verano de 2007, trajo de cabeza a vecinos de la zona y fuerzas de seguridad

'Juancho', en la caja donde fue transportado tras ser capturado.

'Juancho', en la caja donde fue transportado tras ser capturado. / Pascual

Corrían los últimos días del verano de 2007 cuando unos vecinos próximos a la laguna de Torrox aseguraron haber visto un cocodrilo en sus aguas. La versión de los testigos se confirmó y se trataba de una cría de un metro de longitud aproximadamente a la que pronto se la comenzó a llamar 'Juancho', como el famoso lagarto de los dibujos animados.

'Juancho' trajo de cabeza a las fuerzas de seguridad durante buena parte del mes de septiembre de ese año, que trataron de capturarlo dada la peligrosidad de su especie (cocodrilo del Nilo).

Especialistas de Medio Ambiente vigilando la laguna de Torrox en busca del cocodrilo. Especialistas de Medio Ambiente vigilando la laguna de Torrox en busca del cocodrilo.

Especialistas de Medio Ambiente vigilando la laguna de Torrox en busca del cocodrilo. / Pascual

Se montaron amplios despliegues policiales para dar caza al saurio, que se escabullía con facilidad, y llegaron hasta el lugar expertos de toda clase con sofisticadas herramientas para su búsqueda y captura.

Fue tal la que se montó que cada día acudían a la zona numerosos curiosos llegados de todas partes. 'Juancho' se hizo rápidamente famoso al contar su historia los medios de comunicación de todo el país, como sucede ahora en Valladolid sólo que en este caso con un protagonista real desde el principio.

También surgió de las aguas y de la mente de algunos supuestos testigos la posibilidad de que 'Juancho' no estuviese solo y le acompañasen otros dos cocodrilos de la misma especie, a los que pronto se bautizó como 'Mandíbula' y 'Dundee'. 

De éstos nunca se llegó a saber la verdad de su existencia, aunque se dijo que un segundo cocodrilo podría haber muerto y por ello no se le llegó a ver más por la laguna.

Pero el protagonista de nuestra historia acabaría cayendo un 5 de octubre de 2007, cuando un tirador de élite de la Policía Nacional le alcanzó con un disparo de escopeta a unos quince metros de distancia. El tiro le amputó la cola y el animal volvió al agua, donde su libertad de movimiento se redujo y fue capturado con más facilidad horas después.

'Juancho' fue conducido al Zoobotánico, donde los veterinarios hicieron todo lo posible por salvarle la vida, pero además de perder su cola el cocodrilo sufrió lesiones internas, por lo que murió a los pocos días en esta instalación municipal

Su muerte nunca llegó a hacerse pública por el Ayuntamiento, que a preguntas sobre el estado de salud del cocodrilo se limitaba a señalar siempre que "se está curando". No fue hasta el año siguiente cuando se conoció el verdadero final de 'Juancho'.

No medía un metro, como se decía, sino entre sesenta y setenta centímetros. Carecía de microchip, por lo que nunca se supo quién era su dueño o cómo llegó hasta la laguna de Torrox.

Chiste de Peri sobre el cocodrilo, publicado en Diario de Jerez los días de su búsqueda. Chiste de Peri sobre el cocodrilo, publicado en Diario de Jerez los días de su búsqueda.

Chiste de Peri sobre el cocodrilo, publicado en Diario de Jerez los días de su búsqueda. / PERI

Lo que sí es cierto es que aquel verano de 2007 acabaría creando más de una leyenda urbana acerca del cocodrilo de la laguna de Torrox que, en casos como el de Valladolid, regresa a la memoria de muchos jerezanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios