Jerez

La Junta plantea que las obras en el Arroyo empiecen tras el verano

  • Descarta retrasarlas hasta después de la Semana Santa de 2022, tal y como plantea el gobierno local

  • Ya ha remitido al Ayuntamiento la propuesta de convenio para poder licitarlas

Imagen de la plaza del Arroyo.

Imagen de la plaza del Arroyo. / Manuel Aranda

La Junta de Andalucía advierte de que las obras de reurbanización del Arroyo deben estar concluidas a mediados del año próximo. Por lo tanto, no considera viable la propuesta realizada por el Ayuntamiento de que estas empiecen a ejecutarse tras la Semana Santa de 2022 para que esta intervención no interfiera en la celebración religiosa.

El motivo esgrimido es que esta importante actuación, que supondrá la remodelación integral de la plaza del Arroyo y de la calle José Luis Díez, será financiada con los fondos europeos vinculados a la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) para la provincia de Cádiz. Según la delegada territorial de Fomento, Mercedes Colombo, estas obras deben estar concluidas antes de “junio de 2022”, según lo apuntado el pasado lunes a Radio Jerez, para que puedan adscribirse a esta línea de financiación. Sin embargo, la actuación tiene un plazo de ejecución de unos 10 meses aproximadamente, por lo que no daría tiempo a cumplir con este precepto si se tuviera en cuenta la pretensión municipal.

Ante esto, el organismo autonómico urge al Ayuntamiento jerezano a firmar el convenio entre ambas administraciones que permitirá poder licitar la obra (la intervención debe ser contratada por la Consejería de Fomento) e iniciarlas tras el verano.

Precisamente, la Delegación Territorial de Fomento ya le ha remitido al Ayuntamiento la propuesta de convenio que debe ser aprobado por el pleno municipal. En la misiva, suscrita por la delegada provincial de Fomento, le demanda no solo la ratificación del acuerdo sino también otra documentación como la disponibilidad de los suelos para poder licitar la obra así como un proyecto de participación ciudadana para dar a conocer la intervención.

La responsable provincial de la Consejería de Fomento considera que, si hay celeridad en el envío de esta documentación, los trámites administrativos pendientes pueden realizarse en pocos meses (licitación incluida) para que los trabajos puedan iniciarse tras el verano. De este modo, según las previsiones del organismo autonómico, se podría llegar a la Semana Santa del año próximo con la intervención en su recta final. La Semana de Pasión se desarrollará el año próximo entre el 10 y el 17 de abril.

Sin embargo, el delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, apuntaba hace un semana a este periódico que la administración regional suele tardar entre “seis u ocho meses” de media para adjudicar una intervención de este tipo, por lo que teme que las obras no puedan empezar hasta, al menos, final de año y, por ende, afectar de lleno a la celebración religiosa al intervenirse en una zona de paso obligado para las cofradías (se trabaja bajo el escenario de que en 2022 habrá de nuevo procesiones gracias al avance del proceso de vacunación). No en vano, la calle José Luis Díez es parte de la Carrera Oficial y muchas hermandades pasan por la plaza del Arroyo en su regreso a sus templos tras haber hecho estación de penitencia en la Catedral.

El proyecto contemplará el arreglo integral de la plaza del Arroyo y de la calle José Luis Díez, aunque también intervendrá sobre un tramo de la calle Amargura y sobre la parte más ancha de la calle Belén. Según la propuesta diseñada por la Delegación de Urbanismo, y que ya cuenta con el visto bueno de la Consejería de Fomento, la actuación supondrá un cambio sustancial de la plaza del Arroyo, que verá ampliado su espacio para el peatón y se reducirán las zonas tanto para el aparcamiento como para el paso de vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios