Navidad

El Niño Jesús volvió al portal de Belén portado por los más niños jerezanos

  • La hermandad del Nazareno volvió a organizar por el bulevar de Cristina el tradicional traslado en procesión al nacimiento monumental de Santo Domingo

Imagen de la procesión de Niño Jesús portado por los pequeños. Imagen de la procesión de Niño Jesús portado por los pequeños.

Imagen de la procesión de Niño Jesús portado por los pequeños. / Manuel Aranda (Jerez de la Frontera)

La tarde de ayer sirvió para cumplir con una bonita tradición. Los cofrades de Jesús Nazareno organizaron la procesión del Niño Jesús al Belén monumental que está montado en la fachada del convento de Santo Domingo. Una procesión en la que pueden participar todos los niños de la ciudad que así lo deseen.

Se trata de una entrañable costumbre que está a punto de cumplir ya sus diez años de vida. Todo comenzó como consecuencia de algunos actos vandálicos que tuvieron lugar, hace ya algunos años, en las imágenes que están puestas en dicho Belén.

La comitiva estuvo formada por los más pequeños que portaron sus farolitos así como la bandera de la juventud de la hermandad de Cristina.

El niño iba ataviado con una preciosa enagua con ricos encajes que Piru, hermana de la cofradía de Jesús, confeccionó en su día para su nieta. Ahora, esta preciada prenda ha venido a servir como atuendo para el Hijo de Dios.

Fueron unos veinte minutos en los que los niños se hicieron dueños del bulevar de la zona de Cristina, entre las altas palmeras que flanquean tamaña procesión.

Una vez llegada la imagen al Belén, se procedió a una oración y ya quedó a la espera de la veneración de los Reyes Magos de Oriente que hoy llegarán tras la cabalgata de la ilusión.

Destacar que la hermandad de Jesús Nazareno cumple en la jornada del día 6, festividad de la Epifanía, con su también tradicional visita a los tres conventos más cercanos a la capilla de San Juan de Letrán. Tres cofrades representarán a los Reyes Magos y se acercarán a los conventos de las Hermanas de la Cruz para dejar colonias y pañales para los ancianos, el comedor del Salvador para obsequiar a las hermanas de la Caridad con una ayuda económica y al convento de clausura de Santa María de Gracia (Santa Rita), donde también dejarán su particular regalo para la comunidad de religiosas agustinas. Finalmente, se acercarán a la capilla para hacer la entrega de juguetes a los niños de la hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios