Jerez

La Policía Nacional localiza a dos niños que se habían perdido en el centro

  • Los menores fueron encontrados en perfecto estado tras dar la voz de alarma sus padres

Agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención durante la madrugada del pasado sábado de un varón que circulaba a gran velocidad y de forma "altamente peligrosa y temeraria" por distintas vías de la ciudad mientras conducía una motocicleta de alta cilindrada, poniendo "en serio peligro la integridad tanto de numerosos conductores con los que se topó como de viandantes a los que estuvo cerca de atropellar". Sobre las 02:45 horas del domingo un coche patrulla observó al detenido mientras circulaba a gran velocidad por la avenida alcalde Álvaro Domecq en dirección a la conocida plaza del Caballo, los agentes pudieron observar como además de la velocidad con la que circulaba, el motorista no respetaba los semáforos de la vía, obligando a los peatones que en esos momentos cruzaban por los pasos habilitados a apartarse rápidamente para evitar ser arrollados.

Los agentes intentaron alcanzar al conductor con la intención de darle el alto y procedieron a comunicar los hechos al resto de indicativos que durante la noche prestaban servicio en la ciudad, antes de poder alcanzarle pudieron observar como continuaba rebasando los semáforos en rojo, provocando que un turismo perdiera el control y tuviera que frenar bruscamente en la citada plaza del Caballo. Un segundo patrullero que se encontraba en la zona se apresuró a interceptar al arrestado en la avenida de Andalucía, indicándole los policías, que se encontraban fuera de su vehículo, al conductor que depusiera su marcha, orden que el arrestado desobedeció, acelerando aún más su vehículo mientras se dirigía hacia el control establecido por los agentes, teniendo estos que apartarse de la trayectoria del arrestado para evitar ser atropellados.

Desde ese momento se inició por parte de los agentes un seguimiento del vehículo, con el fin de poder detener al conductor antes de que ocasionase daños graves a terceras personas, manteniéndose el seguimiento del imputado por distintas vías de la ciudad mientras se le ordenaba que depusiera su actitud, pretendiendo en todo momento el arrestado evitar la acción policial.

Finalmente los agentes dieron alcance al detenido en las inmediaciones de la pedanía de Guadalcacín, donde procedieron a la detención del individuo por presuntos delitos contra la Seguridad Vial y Atentado contra Agente de la Autoridad, siendo sancionado igualmente por vía administrativa por la totalidad de las infracciones cometidas contra el reglamento de circulación y siendo la motocicleta que conducía intervenida y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Por otra parte, durante el fin de semana agentes de la Policía Nacional han procedido a realizar sendas búsquedas de dos menores que se habían extraviado de la compañía de sus padres, encontrando a ambos niños en un corto periodo de tiempo y en perfectas condiciones físicas. El primero de los episodios ocurrió en la tarde del viernes en la calle Larga cuando un varón reclamó a los agentes indicándoles que instantes antes había perdido a su hija de cinco años no siendo capaz de encontrarla, minutos después los mismos agentes localizaron a la pequeña en la plaza de Madre de Dios y procedieron a reintegrarla con sus padres.

El segundo hecho de similares características sucedió el sábado sobre las 14 horas cuando una madre comunicó al teléfono de emergencias 091 relatando que se encontraba en la plaza de Abastos y que había extraviado a su hija de solo dos años de edad, inmediatamente los patrulleros comenzaron una búsqueda exhaustiva, localizando a la menor en las inmediaciones del centro de salud del Arroyo igualmente en perfectas condiciones físicas.

Asimismo en la tarde del domingo fue localizado en la zona este de la ciudad un menor fugado de su domicilio desde el sábado, trasladándolo hasta el domicilio familiar donde su madre se hizo cargo del joven. Es de reseñar la asistencia efectuada en la vía pública sobre dos vecinos de avanzada edad, el primero de ellos, de ochenta y siete años, requirió a los agentes en la plaza de Abastos al encontrase súbitamente enfermo y este domingo fue atendida una mujer que los agentes encontraron desplomada en una de las aceras de la zona de Pío XII, ambas personas fueron atendidas por los servicio de Emergencias Médicas del 061 y trasladadas a centros hospitalarios para su atención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios