Parque comercial Luz Shopping ¿Quién es Martín Aleñar?

  • Fue el promotor del parque comercial en sus inicios

  • Años después, trató de promover un gran 'outlet' en las inmediaciones

Martín Aleñar, en una imagen tomada en 2013 Martín Aleñar, en una imagen tomada en 2013

Martín Aleñar, en una imagen tomada en 2013 / Manuel Aranda

A finales de 2005, tras una dura pugna con El Puerto, Ikea anunciaba que elegía a Jerez para abrir una nueva tienda en Andalucía. Poco tiempo después anunciaba que su proyecto no solo consistía en la apertura de una tienda de muebles más sino que pensaba promover un gran parque comercial.

Para sacar adelante el proyecto, la firma sueca llegó de la mano de Senegal-Parques 21, un grupo liderado por el empresario Martín Aleñar, que ya había promovido centros comerciales en otros puntos del país. Sin embargo, tiempo después los caminos de ambas firmas se separaron e Ikea abría Luz Shopping en 2010.

No obstante, la sociedad de Aleñar mantenía la propiedad de varias parcelas lucrativas del sector y de hecho a día de hoy las sigue teniendo. De hecho, en 2009 presentó públicamente un proyecto para construir un ‘outlet’ en las inmediaciones del gran enclave comercial que conforman Luz Shopping y Área Sur. Incluso, el Ayuntamiento llegó a aprobar el estudio de detalle para ordenar urbanísticamente los suelos donde se proyectó. Sin embargo, a día de hoy no se han iniciado las obras.

Ahora bien, Aleñar es un empresario que, tal y como reza en su perfil de la red social Likedin, ha trabajado para Ikea (durante la década de los noventa fue su consejero delegado de una de sus filiales en España) y hasta mediados del año pasado fue propietario de una firma que gestionaba la franquicia para el sur de España de los restaurantes Burger King

En estas últimas semanas, Aleñar ha aprovechado que el Ayuntamiento ha apostado por hacer una modificación puntual del Plan General en Luz Shopping para exigir públicamente que se proceda a la demolición de la parte central. Justifica su pugna judicial con sus antiguos socios en que el incremento de la edificabilidad en la parte central del parque ha supuesto una “revalorización” de la propiedad de Ikea “sin contrapartida alguna ni para la ciudad ni para los propietarios del sector”. No en vano, Aleñar recuerda que su sociedad “representa mas del 25% de la entidad urbanística del sector”.

El antiguo socio se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para Ikea y, por ende, para el Ayuntamiento pues sus recursos judiciales han fructificado. Seis años después de su apertura, sobre la manzana central de Luz Shopping pende una orden de derribo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios