Ramón Aumesquet | Coordinador de Vox en Jerez “Mamen Sánchez gobierna por inacción; no ha traído inversiones”

  • El responsable de Vox en la ciudad asegura que los emprendedores “ya no esperan nada del Ayuntamiento”

  • No se considera de ultraderecha: “Es una etiqueta de la extrema izquierda”

El coordinador local de Vox, Ramón Aumesquet. El coordinador local de Vox, Ramón Aumesquet.

El coordinador local de Vox, Ramón Aumesquet. / Pascual

Desde el pasado mes de diciembre, Ramón Aumesquet es el coordinador local de Vox en Jerez. Sin experiencia política previa, asume la gestión de un partido que logró unos buenos resultados en las elecciones generales y autonómicas y que, sin embargo, no logró entrar en el Ayuntamiento.

–En diciembre, asumió el cargo de coordinador de Vox en Jerez. ¿Por qué decidió dar el paso?

–Decidí dar el paso adelante porque veo la precaria y lamentable situación de Jerez. No estamos solo en una crisis económica, social y de valores, sino que veo que a nivel local el Ayuntamiento va a la deriva y que nos lleva a más paro y precariedad económica. Soy un padre de familia, abogado de profesión con una trayectoria de más de 20 años. Quiero aportar soluciones a la ciudad.

–¿Qué ofrece Vox a Jerez?

–Los jerezanos estamos cansados de muchas promesas y de muchas fotografías. Hay un desgobierno y una inacción en Jerez y solo destacamos por el paro y la precariedad. La ciudad está abandonada. Son muchos los jerezanos que ya estamos hartos de esta situación.

–¿Qué está haciendo Vox para dar a conocer su mensaje?

–Vox no tiene representación en el Ayuntamiento, pero estamos intentando llegar a todos los colectivos de la sociedad civil jerezana. Queremos conocer sus necesidades y sus derechos para poder responderles cuando gobernemos. Desgraciadamente, la pandemia comenzó cuando llevaba poco tiempo como coordinador, aunque me dirigí a los colectivos que ayudan a los más necesitados. Luego nos hemos puesto en contacto con los sectores productivos de la ciudad como agricultores, autónomos, comerciantes, hosteleros... Lo que me preocupa de todo esto es que no espera nada ni del Ayuntamiento ni del Gobierno nacional, ni ayudas directas ni indirectas.

–¿No esperan nada?

–Ya no es solo recibir una ayuda directa, sino que aseguran que acuden al Ayuntamiento con un problema y salen con cuatro. Es duro que digan que la mejor política es que el Ayuntamiento no les entorpezca demasiado su labor empresarial y comercial. En Jerez hay 2.500 autónomos y unos 500 comerciantes en una situación precaria, prácticamente de subsistencia, y todavía no se han visto las consecuencias directas de la crisis.

–¿Cómo se puede mejorar la situación del Ayuntamiento?

–Su situación es dantesca; está prácticamente en una quiebra técnica. Aunque las estadísticas nos sitúen como la tercera más endeudada, lo cierto es que somos la primera por número de habitantes. Ante esa grave situación económica, debemos tomar soluciones como volver a una economía del buen padre de familia, es decir, a tantos ingresos, tantos gastos. Lógicamente, los gastos no pueden superar los ingresos. Es una regla muy básica pero los políticos que han gobernado en Jerez han hecho caso omiso de esta premisa básica. De hecho, sorprende que la deuda pública haya aumentado en los últimos años en 260 millones.

–Ha hecho mención del paro. ¿Cómo cree que se pueden revertir esas cifras?

–Ni los políticos ni los sindicatos crean puestos de trabajo; lo hacen los empresarios y los autónomos. Por lo tanto, hay que estar a la altura de las necesidades de esos colectivos económicos. Tenemos que reducir al máximo la tramitación administrativa, potenciar a Jerez como destino turístico de primer orden y hay que dar facilidades a los empresarios para que se pueda recuperar el casco histórico.

–¿Y qué plantea Vox al respecto?

–Frente a esto, hay que hacer una reducción importante de la presión fiscal, tanto a nivel nacional como local. Así, planteamos que haya una reducción drástica del IBI, incluso con bonificaciones a las familias numerosas, a mayores y a dependientes; solo aplicar el IAE cuando la empresa empiece a tener ingresos; el Impuesto de Construcciones debe suprimirse, al igual que las plusvalías, que ya el ciudadano ha sufrido bastante con el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Vox quiere que el ciudadano tenga mayor capacidad económica para que pueda ser emprendedor y, con ello, redundar en la creación de empleo.

–Alude a una importante rebaja fiscal, pero el Ayuntamiento de Jerez no puede hacerla porque se lo impide la Ley...

–A este punto en el que nos encontramos, tan dramático, nos han traído los políticos que nos han gobernado durante este tiempo. Nosotros proponemos un presupuesto en base cero. ¿Qué significa eso? Queremos que todos los años se terminen las partidas de ese presupuesto y hay que buscar un equilibrio y un control, tenemos que maximizar los recursos humanos del Ayuntamiento, pero también reducir el gasto. Hay mucho margen para mejorar en los servicios públicos, se pueden agrupar concejalías y se pueden suprimir directores generales, secretarías y coordinadores. El problema del Ayuntamiento no es tanto en la recaudación sino en el gasto descontrolado y desorbitado que tiene.

Aumesquet, fotografiado en la calle Larga. Aumesquet, fotografiado en la calle Larga.

Aumesquet, fotografiado en la calle Larga. / Pascual

–Vivimos en plena pandemia, ¿qué puede hacer el Ayuntamiento ante la actual situación?

–Tenemos que proteger, conservar y promover al tejido empresarial y comercial, que es el que genera los puestos de trabajo. Lo que sorprende es que Mamen Sánchez, que gobierna la ciudad por inacción, no haya traído ninguna inversión importante a Jerez cuando pertenece al mismo partido que está a nivel nacional. Jerez está perdiendo multitud de oportunidades; los parques empresariales están en desuso; el sector agrario y ganadero está abandonado y no se adoptan medidas para maximizar su producción y para traer nuevos productos. Jerez no se puede quedar en los tópicos de ciudad del vino, del caballo y del flamenco; Jerez es mucho más y hay que potenciarlo. Ahora es el momento y Vox es la única alternativa real.

–Vox obtuvo unos buenos resultados en las elecciones generales y autonómicas; sin embargo, no logró representación en las municipales. ¿A qué lo atribuye?

–En ese momento yo no tenía una participación activa en el partido y no tengo mucha información sobre lo que ocurrió. Sé que hubo problemas de unión del partido a nivel local que ya están superados. Una de las premisas que puse al llegar a la coordinación del partido fue es la unión de todos los afiliados y simpatizantes. Fuimos la segunda fuerza más votada en las elecciones generales y ahora mismo tenemos una responsabilidad muy importante con ellos. Sorprende que fuimos la primera fuerza política en muchos barrios de Jerez. Si hemos recibido ese voto es porque saben que el único partido que lucha por los valores de la sociedad española es Vox. Defendemos la vida, la familia, el trabajo, la cultura, nuestras tradiciones y nuestra historia...

–¿Vox es de de ultraderecha?

–No me identifica para nada esa afirmación. Son etiquetas que nos ponen los partidos de extrema izquierda porque no tienen ningún argumento en contra de Vox. Vox es un partido de extrema necesidad para defender nuestros principios y tradiciones. Lo que sí me preocupa es el odio y el rencor que está generando la izquierda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios