Jerez

La Real Escuela reduce su déficit aunque apenas mejora sus ingresos

  • En 2017 la institución ecuestre rebajó su deuda total y el importe de impagos con sus proveedores

  • Sin embargo, tarda casi un año en pagar sus facturas

Imagen de un espectáculo en la Real Escuela de Arte Ecuestre. Imagen de un espectáculo en la Real Escuela de Arte Ecuestre.

Imagen de un espectáculo en la Real Escuela de Arte Ecuestre. / Pascual

La Real Escuela de Arte Ecuestre sigue siendo una institución económicamente deficitaria. Así, lo reflejan los resultados del pasado año que esta semana han sido publicados por la Consejería de Economía y Hacienda.

Ahora bien, 2017 arroja unos resultados relativamente mejores respecto a los de 2016 puesto que la institución ecuestre redujo a la mitad su déficit de explotación y también disminuyó su deuda. Por contra, la Real Escuela sigue sin lograr aumentar los ingresos que genera las actividades que tiene asignada —su liquidez procede fundamentalmente de la venta de entradas para el espectáculo ‘Cómo bailan los caballos andaluces’— por lo que mantiene su dependencia de los 2,2 millones de euros anuales que le transfiere la Consejería de Turismo, el único patrono que sostiene económicamente a este organismo en la actualidad.

Aunque el cierre de 2016 arrojó un negativo global de 1,6 millones de euros (una cuantía similar a la de 2015), cabe destacar que se redujo a la mitad el déficit de explotación, es decir, el resultado de comparar los ingresos y gastos por la actividad propia que realiza la Real Escuela. Así, el pasado año concluyó con un desequilibrio de algo más de 373.000 euros cuando en el ejercicio precedente se cerró con un negativo de 848.000 euros.

Esta disminución se debió fundamentalmente a una rebaja de los gastos de personal, el principal coste que tiene la institución, situándose en algo más de 3,7 millones de euros (en 2016 se elevó hasta los 4,3 millones), según las cuentas autonómicas publicadas ahora.

En cambio, la institución ecuestre no logra aumentar los ingresos que le permitan depender menos de las transferencias autonómicas. De hecho, su principal vía sigue siendo la venta de entradas para sus espectáculos, por la que recibe algo más de dos millones de euros anuales, un importe que se ha mantenido relativamente estable en los tres últimos ejercicios. También aumentó ligeramente la venta de productos de recuerdo para los visitantes (merchandising) situándose el importe en unos 228.000 euros. Sin embargo, los ingresos por otras actividades fueron ínfimos.

En cuanto al balance, la Real Escuela logró reducir su pasivo en un 16% situando la deuda total en unos 4,6 millones de euros. También rebajó los impagos con sus proveedores aunque, por contra, tardó más en liquidar las facturas. Según las cuentas presentadas, este organismo tarda casi un año en abonarlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios