Hostelería

La empresa que iba a reabrir el restaurante El Bosque renuncia por la crisis del coronavirus

  • La firma sevillana IFV SL justifica su decisión en la incertidumbre que cierne sobre la hostelería ante la evolución de la pandemia

  • Fue la única que presentó oferta al concurso presentado por el Ayuntamiento a principios de año

Exterior del restaurante El Bosque. Exterior del restaurante El Bosque.

Exterior del restaurante El Bosque. / Miguel Ángel González

El antiguo restaurante El Bosque, en el parque González Hontoria, continuará cerrado. La única empresa que se presentó al concurso para explotar estas instalaciones ha decidido renunciar alegando la incertidumbre que atraviesa el sector de la hostelería por la crisis del coronavirus.

La sociedad IFV Sociedad Limitada, con sede en Sevilla y que gestiona algunos establecimientos hosteleros en la capital andaluza, fue la única que presentó una oferta, una propuesta que fue aceptada técnicamente. De hecho, en agosto la junta de gobierno local del Ayuntamiento le adjudicó provisionalmente este equipamiento.

Sin embargo, en el momento que debía entregar toda la documentación para formular el pertinente contrato, la empresa remitió al Ayuntamiento un escrito, fechado a principios de octubre, donde renuncia a la concesión de estas instalaciones “dadas las circunstancias derivadas de la situación provocada por el covid-19" y las consecuencias que está acarreando al “desarrollo con normalidad de la actividad económica de hostelería", una decisión en la que también ha influido, tal y como reconoce en el escrito, la “incertidumbre” sobre la evolución futura de la pandemia.

Tras esto, el ejecutivo municipal se ha visto obligado a declarar desierta la licitación al no haber otras ofertas que se presentaran al procedimiento que se inició a mediados de marzo. Precisamente, esta contratación fue uno de las que tuvo que paralizarse tras la declaración del estado de alarma en el mes de marzo al decretarse la suspensión temporal de todos los procedimientos administrativos.

Tal y como recogen los informes técnicos, no se le exigirá a la empresa la penalidad del 3% de la concesión total que contemplaba el pliego en caso de renuncia ya que se considera que la decisión adoptada por la mercantil no se ha producido dolo, culpa o negligencia.

Para reabrir este equipamiento municipal, que permanece cerrado desde que concluyó la concesión que durante décadas estuvo en manos del conocido hostelero Alfonso Rodríguez, el Ayuntamiento convocó un concurso público. El primero, celebrado en 2018, resultó desierto al decaer finalmente la única propuesta que se presentó por lo que se hizo una nueva convocatoria rebajando ostensiblemente el mínimo de canon exigido (casi un 50%).

Interior del restaurante El Bosque tras haber sufrido algunos saqueos meses atrás. Interior del restaurante El Bosque tras haber sufrido algunos saqueos meses atrás.

Interior del restaurante El Bosque tras haber sufrido algunos saqueos meses atrás. / Pascual

El Ayuntamiento pedía un canon mínimo de 25.466 euros anuales por una concesión durante los próximos 25 años. El antiguo restaurante El Bosque está ubicado sobre una parcela municipal de unos 2.700 metros cuadrados que cuenta con un edificio de dos plantas y sótano con una superficie total construida de unos 1.200 metros cuadrados.

No obstante, el actual estado de conservación del inmueble no permite la reapertura al público del establecimiento de manera inmediata. De hecho, fue víctima de saqueos meses atrás. Por este motivo, el Ayuntamiento reclamaba que el licitador se comprometiera a acometer una serie de reformas en el edificio tales como la rehabilitación de los forjados del sótano, una nueva instalación eléctrica, la reposición de ventanales e instalación de fontanería o un nuevo sistema de aire acondicionado, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios