Protectora 'No me abandones' ‘Rocky’, el bodeguero de 10 años abandonado, ya tiene una familia

  • La adopción ha sido posible gracias a una casa de acogida de la protectora ‘No me abandones’

'Rocky' ya está con Pepi, su nueva familia.

'Rocky' ya está con Pepi, su nueva familia.

La protectora ‘No me abandones’ lanzó a finales de julio una petición de ayuda urgente. A ‘Rocky’, un bodeguero de 10 años, le quedaban quince días en su casa antes de quedarse de nuevo en la calle –nació en la protectora, su primera familia lo dejó después de muchos años con él y en julio se enfrentaba de nuevo al abandono–.

Una familia quiso adoptarlo tras darse a conocer la historia, pero finalmente no se quedó con el bodeguero, por lo que a ‘Rocky’ se le acabó el plazo y no tenía la adopción esperada.

Gracias a una casa de acogida ‘amiga’ de la protectora, ‘Rocky’ no tuvo que entrar de nuevo en un chenil, donde tras el abandono de su primera familia llegó a permanecer las 24 horas llorando e incluso haciéndose daño intentando escapar.

Gracias a la casa de acogida, una mujer conoció la historia de ‘Rocky’. Llevaba ocho años sin tener un perro en casa, pero “ha tenido perros toda su vida”. “Conoció la historia de ‘Rocky’ y dijo que no podía dejarlo pasar. Ya está con ella. Ya tiene un nuevo hogar”, subraya la presidenta de la protectora, Fátima González, “nuestro ‘Rocky’ va a dejar de dar volteretas”.

En este final feliz ha tenido un papel fundamental la casa de acogida, un recurso muy necesario para la protectora ‘No me abandones’ y sobre el que también hace un llamamiento a la ciudadanía. En momentos en los que la protectora está al límite de capacidad, estos hogares permiten a los perros abandonados estar en un lugar seguro a la espera de una adopción definitiva. Gracias a los paseos que ‘Rocky’ hacía con su familia de acogida, conoció a la que ya es su hogar para siempre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios