En verano aumentan los abandonos de perros Denver espera una nueva vida

  • La protectora ‘No Me Abandones’ rescata a un perro que vivía en la calle y que apenas podía ver por los nudos del pelo

  • En verano aumentan los abandonos y disminuyen las adopciones

A la izquierda, imagen de cómo se encontraron a Denver cuando lo rescataron. A la derecha, ya en el refugio de 'No Me Abandones'. A la izquierda, imagen de cómo se encontraron a Denver cuando lo rescataron. A la derecha, ya en el refugio de 'No Me Abandones'.

A la izquierda, imagen de cómo se encontraron a Denver cuando lo rescataron. A la derecha, ya en el refugio de 'No Me Abandones'.

“Nos dieron el aviso y no se podía mirar hacia otro lado”. Son palabras de la presidenta de la protectora ‘No Me Abandones’, Fátima González, al comenzar la historia de Denver, el nuevo miembro del refugio.

Los nudos de su pelo cuando lo encontraron escondían un cuerpo pequeño y asustado. Denver no tenía chip, vivía en la calle cerca del hospital. Sobreviviendo, malviviendo. Gracias a las denuncias ciudadanas la protectora localizó hace unos días a este perro, que según los veterinarios debe tener unos 6 años.

“Lo encontraron enredado en una verja. Ni en las fotos se ve la realidad tan dura. Ni se le veían los ojos de tanto pelo y tantos nudos”, cuenta González. Es sociable, “no ha tenido un mal gesto con los demás perros, pero se ve que tiene algo de miedo. La expresión de nobleza y agradecimiento cuando llegó al refugio con una cama, comida y agua no era normal. Se te rompía el corazón. Ha debido de tener una familia, porque no se hace sus necesidades dentro, espera a salir”. La peluquera que lo lavó –de la Clínica Veterinaria La Laguna – y le peinó “nos dijo que fue impresionante ver su mirada mientras le caía el agua en el baño”.

Denver es un nuevo ejemplo de abandono y desde la protectora alertan de que con los meses de verano aumentan los perros que se quedan en la calle. Y no sólo aumenta el abandono, sino que además baja la adopción, por lo que son meses difíciles para estos animales que esperan una familia.

“Ahora llegan las vacaciones y muchos se preguntan ‘¿qué hago yo con el perro?’. Si en casa no tienen apoyo, porque los niños que antes se hacían cargo ahora están en otras cosas... Pues los abandonan. Ahora aparecen además muchos cachorros, los mismos que se regalaron por Navidad”, critica González.

La presidenta de ‘No Me Abandones’ subraya que hay ‘alternativas’ económicas para dejar a las mascotas si no pueden acompañar a la familia en verano, como son las casas de acogida o personas que los pasean: “Los dueños deben tener muy presente que estos perros cuando los abandonan se sienten aterrorizados, malviviendo y en muchísimos casos son atropellados”. La protectora dispone del teléfono 634 049 745 para las adopciones, y en sus perfiles de Facebook e Instagram informan de los miembros del refugio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios