Jerez

Sevilla piensa en su mejor promoción

  • La capital hispalense prevé que, tras la visita de Obama, aumente el número de turistas estadounidenses

La mejor campaña publicitaria, la más rentable y al mínimo coste. Expertos universitarios en el sector turístico coinciden en resaltar el alto impacto que la fugaz visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Sevilla puede tener en la ciudad. Todo depende de "dónde se tome la foto" y de si se "sabe aprovechar la oportunidad" que el mandatario americano brinda de forma "gratuita", apunta Manuel Marchena, catedrático de Análisis Geográfico y Regional de la Universidad de Sevilla.

Estados Unidos es actualmente el tercer país que más turistas aporta a Sevilla. En los primeros cuatro meses de 2016, se alojaron en los establecimientos hoteleros de la capital 42.959 turistas norteamericanos, un 26% más con respecto al mismo periodo del año anterior, según los últimos datos del Consorcio de Turismo. En el cómputo global el incremento ronda el 12%, una cifra algo inferior a las previsiones que se manejaban.

Juan Espadas se mostró ayer "convencido" de que, gracias al "durísimo trabajo" de promoción que se está haciendo en este país y al "broche de oro" que supone la visita del presidente norteamericano, "en un año Estados Unidos será el primer emisor de turistas" a la capital andaluza, superando a franceses e italianos, que lideran el actual ranking. "El escenario es el idóneo para conseguir el objetivo", subrayó.

Expertos en el sector turístico calculan que esta visita producirá más de 50.000 impactos en medios de comunicación de todo el mundo. Una campaña de promoción turística "gratis e inigualable", señala Manuel Marchena, ex gerente de Urbanismo durante la etapa de Monteseirín. Éste considera que el impacto turístico comenzará a notarse a partir del próximo otoño.

"Hay que mostrar una imagen de seguridad. Sevilla es suficientemente conocida por su cultura. La influencia turística está ahora en si se trata de un destino seguro o no. Esto es cada vez más importante en la Unión Europea por los últimos acontecimientos", anota Marchena. En este sentido, el catedrático cree que es necesario "convertir en oportunidad" el legado islámico de Sevilla y presentar la ciudad como un lugar "estratégico y seguro a pocos kilómetros de la cultura islámica".

Está previsto que Obama visite la Catedral y el Alcázar en compañía del rey Felipe y la presidenta de la Junta, Susana Díaz. "El efecto será muy potente, pero será mayor cuanto más informal sea la agenda y más espontáneo sea él", subraya Joaquín Aurioles, economista y experto en turismo. Éste habla de la existencia de un turista fetichista que convertirá en "lugar de culto" los lugares que visite el presidente. "Por ejemplo, si decidiera visitar solo Itálica, por decisión propia, éste lugar se convertiría en visita obligada para los americanos durante cinco años como mínimo".

El profesor Aurioles anima a las autoridades municipales a que aprovechen esta visita para impulsar campañas conjuntas con otros sectores, como las compañías aéreas para promocionar el destino. El delegado de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, ya anunció esta semana la intención de lanzar una promoción específica en el mercado norteamericano tras la visita del mandatario. Desde el Ayuntamiento confirman que esta campaña está aún sin concretar y que se desarrollará una vez visto el impacto del viaje. "Lo importante es dónde se haga la foto, el contexto, la imagen que difundan los medios de comunicación", insiste Marchena: "Yo apostaría por una imagen moderna, lo llevaría a las setas, arriba del todo, y allí sacaría la foto", anota el catedrático, que recuerda que en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) se exhibe una maqueta del Metropol Parasol.

No todos los impactos son positivos, el zapatazo que sufrió el primer ministro turco Erdogan en su visita en Sevilla en 2010 es un ejemplo. Ni todos tienen el mismo efecto. "No es lo mismo Obama que Bush. El primero tiene mucho más carisma", apunta Aurioles.

Las protestas masivas o una mayor atención a los problemas de la Base de Rota pueden influir en el contenido y las imágenes que difundan los medios de comunicación, según anota Manuel Marchena Gómez. Casualidad o no, un año después de la visita del príncipe Carlos de Inglaterra y su mujer, Camila Parker-Bowles, al Alcázar en la primavera de 2010, el número de turistas británicos que pernoctaron en Sevilla aumentó un 2%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Ésta no era la primera vez que el príncipe de Gales viajaba a la capital andaluza, pero sí la primera en compañía de la duquesa de Cornualles. Ese mismo año, en agosto de 2010, Michelle Obama viajó a Marbella con una de sus hijas. El impacto de esta visita fue mucho mayor. El turismo americano en este municipio se incrementó un 9% en un año, y más de un 12% en toda la Costa del Sol.

La empresa Oak Power Comunicación publicó entonces un informe que estimaba que este viaje de placer iba a ser difundido por 8.010 medios de comunicación de todo el mundo y que el valor de esta información en términos de inversión publicitaria equivalía a 800 millones de euros. Fuentes de la empresa aseguran que se quedaron "cortos" y la realidad superó en un 30% sus previsiones.

Un impacto similar experimentó Granada, y España en general, con la visita en 1997 de Bill Clinton. Si el número de turistas procedente de Estados Unidos que viajaron a España ese año fue de 719.746, un año después la cifra aumentó hasta los 898.514, casi un 25% más, según datos del INE. El entonces alcalde de Granada, Gabriel Díaz, llegó a decir que la visita del presidente norteamericano "valió más que 20 Fitur".

El Consistorio hispalense reconoce el importante impacto que la visita de Obama puede tener en la ciudad. "Sevilla quiere demostrar lo que es al mundo", una ciudad con "una materia prima y un potencial muy grande, con mucho talento, como ha demostrado a lo largo de la historia, y muchas buenas referencias individuales de ese éxito", señaló ayer Espadas. "Estamos claramente embarcados en tener éxito como sociedad que quiere avanzar en la generación de riqueza económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios