Jerez

Simulan ser técnicos de Urbanismo y roban a una anciana 6.000 euros

  • Los dos hombres entraron en su casa y alegando que tenían que hacer mediciones se llevaron el botín en joyas · La mujer sospechó algo por su comportamiento

Comentarios 10

Ocurrió hace una semana y todo se desarrolló de forma muy rápida: Dos hombres llaman a la puerta del número 5 de la calle Évora. Son las 15,30 de la tarde. Les abre una mujer, viuda de 83 años, que habita sola la casa en propiedad en compañía de una vecina que vive en la planta inferior y que le avisa de que dos técnicos municipales se dirigen a su casa tras haberle preguntado por su marido fallecido, José Torres.

Los hombres se presentan como técnicos de Urbanismo tras advertirle de que tenían una orden de supervisión y medición de su vivienda, amparándose en la antigüedad de la misma."Eran dos hombres muy bien arreglados -ha relatado la víctima a la agencia Europa Press-, con unos 24 años el más joven y 55 el otro. Su acento parecía ser de aquí" y le mostraron "muy rápido" una carpeta con documentos asegurando que venían de Urbanismo, interesándose "expresamente" por dónde estaba su dormitorio y pedirle que les ayudara a medir.

La anciana les mostró la vivienda y pudo comprobar el modo "tan raro" en el que realizaban las mediciones. "Le decían que mantuviera el metro, que n o se moviera...", explicó a este periódico su hijo José María Torres, que regenta la joyería familiar que está ubicada en el bajo de la vivienda, 'Joyería Festina', el hogar donde vivía el matrimonio.

La mujer comenzó a sospechar después de que el hombre más joven "no se apartara de mí ni dejara moverme", mientras que el otro avanzaba hacia el interior del inmueble. Después de un cuarto de hora, les pidió que se marcharan y que vinieran por la tarde, cuando estuviera su hijo José María con ella.

Las sospechas de la mujer se confirmaron cuando, algo después, la vecina del bajo le comentó que los dos hombres "bajaron las escaleras a toda velocidad y se fueron". Y así, nada más irse se percató de que le habían robado y se dirigió a su dormitorio, donde comprobó que le habían sustraído varias cadenas y medallas de oro "macizo" de su joyero, así como pulseras que guardaba en uno de los cajones de su mesita de noche y que le había regalado su marido por su cumpleaños. Los hombres se llevaron además las llaves de la casa, por lo que hubo que dar aviso a un cerrajero para que cambiara la cerradura.

La viuda tiene claro que los ladrones "lo tenían todo estudiado, sabían a lo que venían y a las horas que tenían que hacerlo", o sea, a una hora intempestiva como las 15,30, cuando su hijo se encontraba lejos comiendo en su propia casa. La víctima denunció el hecho en Comisaría de Policía, que no ha avanzado aún nada a la familia sobre la autoría del robo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios