A la vuelta de la esquina

Pues yo no estoy de acuerdo

En el año 1889, en Alemania y desarrollado por Bismarck, se instaura el seguro contra la invalidez y la vejez. Esta iniciativa vino precedida por las luchas de los trabajadores alemanes, ya organizados en las grandes fábricas. También apoyaron religiones cristianas. Ese año se celebra la II Internacional Obrera en París. Un año después se celebra el 1º de Mayo. Hay movimientos huelguísticos locales. Al año siguiente el Papa León XIII atento al problema social publica la encíclica Rerum Novarom. En 1892 se produce el alzamiento campesino en Jerez. Los obreros se organizaban y reclamaban sus derechos.

En España hasta el año 1900 no aparece la Ley de Accidentes de Trabajo. Posteriormente en 1919 el retiro obrero y seguidamente el seguro sobre la maternidad, sobre el paro forzoso...

El gasto en pensiones es del 8,8% del PIB; en Francia es del 13,2%; en Grecia, el 11,9%; en Italia el gasto en pensiones es del 14,7%. España es de los más bajos y aún tiran un bocado a las pensiones.

Después del escaso seguimiento de la última huelga general se cargaron las culpabilidades sobre los sindicatos, como si fueran ajenos a los trabajadores. También sobre el PSOE, sobre el PP, sobre CiU, pero eso que llaman ‘los mercados’ quedaron libres de culpa... Y ‘los mercados’ a seguir especulando y acumulando riquezas a costa de los futuros pensionistas. Éstos disminuirán sus ingresos debido al alargamiento de la edad de jubilación.

¿Qué en el año 2025 quebrará el sistema de pensiones? Los analistas ni tan siquiera adivinaron a corto plazo la crisis que los mercados provocaron. Pero sí que hay dinero a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, el FROB, para sacar de la ruina a las cajas de ahorro, socializando las pérdidas y después, cuando tengan beneficio, privatizarlas a buen precio. Claro que en los consejos de administración de las cajas están esos grandes partidos a través de los ayuntamientos y diputaciones, y no van a exigir responsabilidades penales y económicas a ellos mismos. La verdadera cuestión es dar confianza a los mercados rebajando el déficit a costa de las pensiones.

¿Se puede hacer otra cosa?  Pues sí.  Cuando llegue la crisis de las pensiones en el año 2025, que hagan lo mismo que con las cajas y bancos: echar mano de los Presupuestos Generales del Estado. Ya lo hicieron con algunos bancos. Además que los complementos mínimos de las pensiones se deben pagar con los Presupuestos. Es necesaria la separación de fuentes de los fondos de las pensiones.

“Se plantea la sostenibilidad del sistema y la única respuesta que se da al problema es cómo recortar gastos. Dentro de 30 años, la sociedad española estará más envejecida pero será más rica”.   Esto lo dijo hace unos días el ex ministro socialista, Jordi Sevilla.

Yo no estoy de acuerdo con este ‘gran pacto social’ a costa de los futuros pensionistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios